Bienvenido a Redtelework.com

Busque su artículo






Darse tiempo: qué hacer si el empleo no es el soñado

Hay un empleo perfecto para cada individuo y encontrar el trabajo adecuado determinará que uno sea feliz y tenga éxito en el trabajo. Según un reciente estudio de la Universidad de Michigan, casi 80% de los estadounidenses cree que esto es cierto. Adhieren a lo que los investigadores llaman la "teoría de correspondencia", que dice que hay un trabajo perfecto para cada persona, uno que se corresponde con su pasión, y sólo hay que encontrarlo para tener eterna felicidad en su carrera a partir de allí.

No es ninguna sorpresa que tanta gente en nuestra sociedad crea en esta teoría. Consideremos la retórica habitual: "¡Seguí tus sueños!" "¡Encontrá tu pasión!" "¡Hacé lo que te gusta!". Líderes y asesores de carrera promueven este mantra todo el tiempo. Es bien conocido que Steve Jobs dijo: "La única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que hacés. Si aún no lo encontraste, seguí buscando. No te conformes. Como todo lo que tiene que ver con el corazón, cuando lo encuentres lo sabrás".

La idea de encontrar la correspondencia perfecta, el empleo de nuestros sueños, es una linda teoría, pero no es particularmente común. Por cierto, cuántos hemos tenido que aceptar un empleo que no era perfecto sólo para poder pagar las cuentas o para iniciar una carrera o porque no teníamos certeza de qué nos apasionaba en ese momento.

"El mantra de seguir la propia pasión, tan prevaleciente en los medios populares modernos, puede crear presión", dice la psicóloga social Patricia Chen, principal autora del nuevo estudio. "No todos en la vida tienen el lujo o el coraje de seguir estrictamente sus intereses y no debemos juzgar a nadie por no hacerlo."

Un punto alentador es que el estudio de Chen sugiere que no hay que amar un trabajo inmediatamente para encontrar la felicidad y sentirse realizado. Con su equipo identificaron una alternativa menos popular que la teoría de la correspondencia: la "teoría del desarrollo".

La gente que adhiere a esta mentalidad cree que la pasión por un trabajo puede desarrollarse con el tiempo a través de la experiencia. No necesitan del amor a primera vista. Los estudios plantean que esta gente termina estando tan feliz y satisfecha en el trabajo como los que buscaron la correspondencia perfecta desde el inicio. De hecho, los teóricos del desarrollo pueden en realidad ser más felices a la larga, porque tienden a tomar en cuenta los ingresos al aceptar un empleo, mientras que los teóricos de la correspondencia son más proclives a sacrificar el salario por la pasión.

¿Esto reduce en parte la presión, no es verdad? Tal como sucede en la búsqueda de pareja, es raro que se dé una correspondencia perfecta cuando se busca trabajo. Por lo tanto, en vez de esperar que el empleo de nuestros sueños caiga del cielo, el estudio nos da permiso para probar distintas parejas, tantear el agua, descubrir qué nos gusta y por lo que sentimos pasión, ver si puede llegar a gustarnos un trabajo.

"Estar en el camino de la carrera ideal no significa que nos va a gustar al inicio o durante todo el tiempo", dice la asesora de carreras Maggie Mistal. "Creo que la cuestión se complicó de manera que la gente piensa: «Si tengo permiso para seguir mi pasión, debe encantarme mi primer empleo. ¿Quién dijo que es así?"

¿Entonces, cuándo deberíamos aceptar un empleo que inicialmente no nos hace bailar de alegría? ¿Cómo saber si tiene el potencial de convertirse en algo más? Investigadores del Baruch College, de la City University de New York, acaban de identificar algunos de los factores más importantes que determinan en qué medida nos sentimos exitosos en el trabajo, más allá del cargo, el salario o incluso la "pasión". Sobre la base de sus hallazgos, éstas son algunas de las preguntas que vale la pena que nos hagamos:

¿El empleo tiene sentido? Un parámetro recurrente en la investigación del éxito en una carrera es si una persona siente que su empleo tiene algún impacto, "que esté contribuyendo a algo más importante que ellos mismos". Kristen Shockley, profesora adjunta de Psicología del Baruch College, dice que esto vale para todos los sectores. "Tiene que darnos la sensación de que es algo más que marcar la tarjeta a la entrada y la salida, y recibir un salario".

¿Es auténtico? "Esto se refiere a que la gente quiere sentir que su carrera es realmente cómo desea que sea" explica Shockley. "Una especie de idea de automanejo". La gente que siente autenticidad en el trabajo concuerda con frases como: "Tengo la sensación de que controlo mi carrera" y "Elegí mi propio camino en relación con mi carrera". Quizás esto signifique que puede elegir el horario o concentrarse en un proyecto en particular cuando lo desea. La sensación de autonomía es clave.

"Un CEO señaló: «No importa cómo se mida mi éxito, pero el hecho de haber tenido que renunciar a tanto me hace sentir no tan exitoso'", dice Shockley. Otras investigaciones también sugieren que la gente que cambia de empleo con frecuencia al comienzo de su carrera tiene ingresos más altos y una mayor sensación de realización en el trabajo más adelante. La clave, según parece, es ver la carrera como un proceso de aprendizaje.

Fuente: www.lanacion.com.ar
Enviar a un colegaEnvíenos sus comentariosEnviar a un colega

Busque su artículo