«Soy un optimista. No tiene mucho sentido ser otra cosa», Winston Churchill.

Mientras que la actitud se refiere a un rasgo de la personalidad humana y su forma de reaccionar frente a los problemas, la aptitud se refiere más a la capacidad de un empleado para cumplir una función y un rol específico.

La actitud se refiere al comportamiento que tiene una persona para realizar una tarea. La actitud es lo que define a una persona a través de su personalidad o su capacidad para resolver problemas, sus reacciones y cómo enfrenta las adversidades en su ambiente laboral.

Existen muchos trabajadores que tienen una hoja de vida impresionante, con diversos estudios y títulos, pero que se quedan en mitad de la selección de personal por una actitud deficiente. Incluso las personas que tienen una actitud negativa son rápidamente separadas para no tener problemas dentro de un equipo de trabajo.

Por otro lado, la aptitud se refiere una serie de características o facultades psicológicas que le permiten a una persona desarrollar una actividad específica. Es la capacidad de una persona para realizar una tarea de manera efectiva.

Como bien dice su concepto, existen varios tipos de aptitudes que se diferencian en una amplia variedad de competencias que definen a un trabajador más apto para un cierto trabajo que otro, ya que las personas tienen diferentes aptitudes entre todos.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí