APROVECHANDO EL FIN DE SEMANA

0
249

Los expertos dicen que el manejo del estrés en la vida y el trabajo es un pilar de la productividad.
Pero también hay que tomar en cuenta qué es lo que se hace cuando no se está trabajando y, en teoría, no se siente estrés.

Entonces aceptemos estas recomendaciones para “cargar pilas” el fin de semana y volvamos renovados el lunes. Hagamos un poco de ejercicio, olvidemos el celular, dediquemos un tiempo a la pasión, mantengamos nuestro horario habitual de descanso y si es posible una planificación de la semana entrante.

1. Ejercicio
Si entre semana es muy complicado ejercitarse, hay que procurar dedicarle un tiempo los fines de semana. Si nos ejercitamos por lo menos 10 minutos, el cuerpo suelta ácido gamma-aminobutírico (GABA), un neurotransmisor que reduce el estrés. Esta actividad también ayuda a generar buenas ideas. Realizar actividades al aire libre amplifica la creatividad.

2. Desconectarse
Durante los fines de semana se debe procurar ponerle una pausa a los correos y llamadas, si no se impide tener un descanso completo y se le abre la puerta al estrés, por lo que es difícil reconcentrarse y recargar energías. Si es imposible despegarse del todo, lo mejor es dedicarle un momento específico a esta tarea el sábado y otro el domingo, en un horario que no interfiera con los planes del fin de semana.

3. Seguir una pasión
Tener un hobby que apasione permite alejarse de situaciones estresantes, y fomenta la claridad y apertura de mente. Puede ser cualquier actividad: escuchar música, tocar algún instrumento, pintar, leer, ver películas, etcétera.

4. Levantarse a la misma hora
¿Como por qué alguien querría levantarse temprano los fines de semana? Resulta que no es tan bueno dormir hasta tarde para reponer las horas de sueño perdidas. Aunque de momento se siente bien, ser inconstante en el horario de despertar afecta el ritmo cardiaco. El cuerpo pasa por varias etapas del sueño para levantarse fresco y descansado. Una de esta fases prepara a la mente para despertarse y estar alerta, por eso hay gente que se despierta antes de que siquiera suene la alarma. Si se duerme de más durante los fines de semana uno se siente cansado y eso no sólo afecta desempeño de ese día, también la productividad el lunes, porque el cerebro no está preparado para levantarse a la misma hora de siempre. Si se quiere recompensar la falta de sueño, es mejor dormirse temprano que levantarse tarde.

5. Prepárate para la semana que viene
Durante el fin hay que darse un tiempo (se recomiendan 30 minutos) para planear la semana entrante. Esto ahorrará tiempo en la semana y aumentará la productividad mientras reduce el estrés. Así uno sólo debe enfocarse en ejecutar, no en planear.

En Lee Hecht Harrison asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí