Si bien el 58% de los argentinos indica que prefiere trabajar desde la oficina, el 73% se inclina por un esquema más flexible en el que pueda alternar con trabajo remoto de vez en cuando.

Sostiene Randstad, que dio a conocer los resultados del primer trimestre de 2018 correspondientes al Workmonitor, un estudio que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 33 países, incluido Argentina.

Argentina está muy cerca de la media global de preferencia por un formato tradicional de trabajo en la oficina, que a nivel global es la elección del 59% de los encuestados en los 33 países donde Randstad realiza el Workmonitor, destacándose en los extremos la misma preferencia de los trabajadores de India (81%) y de Holanda (47%).

En línea con lo esperado, los argentinos de entre 25 y 34 años son los que más desean tener la oportunidad de trabajar desde sus casas u otros lugares (77%), mientras que los que prefieren el formato tradicional de trabajo en la oficina son los mayores de 55 años (66%).

Por otro lado, el 78% de los trabajadores argentinos considera que un formato de trabajo más flexible contribuye a un mejor balance entre vida privada y laboral, a la vez que el 79% sostiene que incrementa la creatividad, la productividad y su nivel de satisfacción con el trabajo. Por otro lado, el 44% cree que los nuevos formatos de organización del trabajo generan mucha presión sobre su vida privada, ya que pareciera que nunca pueden desconectarse.

En Lee Hecht Harrison asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí