BRECHA SALARIAL ALCANZA EL 23%

0
198

A nivel global, las mujeres ganan de media un 23% menos que los hombres, una situación que para Naciones Unidas constituye “el mayor robo de la historia”. El problema, según los datos recopilados por la organización, no distingue de fronteras, sectores, edades ni cualificaciones.

“No hay un solo país, ni un solo sector en el que las mujeres ganen los mismos salarios que los hombres”, explica a Efe la asesora de ONU Mujeres Anuradha Seth.

La brecha salarial no se puede explicar por una o dos causas, sino por la acumulación de numerosos factores que incluyen la minusvaloración del trabajo de la mujer, sus tareas sin remuneración en el hogar, su menor participación en el mercado laboral, el tipo de puestos que asumen y la discriminación.

Así, las mujeres ganan menos en general porque trabajan menos horas remuneradas, porque lo hacen en sectores peor pagados o porque están menos representadas en los escalafones más altos de las empresas.

Pero también, simplemente, porque de media reciben sueldos inferiores a los de sus compañeros varones por hacer exactamente el mismo trabajo, según los datos que maneja la ONU.

Las diferencias entre países, sin embargo, son importantes. Entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en la que participan muchas de las economías más avanzadas, hay países con una diferencia menor al 5 por ciento como Costa Rica o Luxemburgo y otros con hasta el 36 por ciento de desigualdad, como Corea del Sur.

Las comparaciones son complicadas, dado que los números bailan en función de la fuente y de la metodología.

En África Subsahariana y Asia Meridional, como ejemplo, la brecha salarial de género es de un 31 por ciento y un 35 por ciento, respectivamente, para las mujeres con hijos, en comparación con el 4 por ciento y el 14 por ciento de las mujeres que no los tienen.

De cara al futuro, la ONU advierte de que al ritmo actual se necesitarán más de 70 años para acabar con la brecha salarial por motivo de género, por lo que ve necesarias nuevas medidas específicas para atacar el problema.

Lee Hecht Harrison lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí