No es fácil predecir cuáles serán los trabajos con más demanda en el futuro, dado que el ritmo acelerado del cambio tecnológico está transformando a los distintos sectores más rápido que nunca (robótica, impresión 3D, la economía de compartir). “En los dos últimos siglos vimos dos cambios significativos en el mercado laboral global”, dice Graeme Codrington, futurólogo de TomorrowToday Global. “Primero dejamos al sector agropecuario sin trabajadores y, luego, hicimos lo mismo con la industria. Ahora, las máquinas vienen por el sector terciario y comenzarán a eliminar los trabajadores de cuello blanco de las compañías en la próxima década”, agrega.

Por ejemplo:

CONSULTORES DE BRANDING PERSONAL

“Casi el 25% de los empleados full-time de hoy estará trabajando a demanda'”, dice Codrington, en referencia a la creciente preferencia de las compañías por contratar gente freelance en vez de mantener a la gente en planta. Codrington señala que casi cualquier trabajo que pueda hacerse a distancia será atractivo para las compañías, incluso cuando se busque contratar “profesionales de primer nivel que puedan resolver problemas significativos para las empresas”.

La proliferación de estos trabajadores “a demanda” resultará en la necesidad de diferenciarse como una marca de sus competidores. Para hacerlo tendrán que tener un nuevo conjunto de capacidades relacionadas con “autoadministración, autopromoción, marketing y autodesarrollo”, dice Codrington y el que pueda enseñar a esta fuerza laboral a demanda estas capacidades será muy requerido.

PROFESIONAL DE TRIBUS

Relacionado con los asesores y administradores de marca personal de trabajadores aparece el rol de lo que se llama el professional triber (formador profesional de tribus), dice Joe Tankersley, futurólogo y diseñador estratégico de Unique Visions. A medida que más compañías recurran a trabajadores por demanda, el rol de este administrador profesional especializado en armar equipos para proyectos específicos tendrá mucha demanda.

Se trata del “modelo de Hollywood disperso por todo el mercado laboral”, dice Tankersley. Así como los estudios no contratan directamente jefes de cámaras, editores, guionistas y actores individuales para hacer una película, las compañías del futuro tampoco contratarán los componentes individuales de un equipo para hacer un trabajo. En cambio recurrirán al formador profesional de tribus, o director, para dejar que arme el equipo.

PROFESORES FREELANCE

Tankersley también cree que para 2025 habrá gran demanda de profesores freelance al desplazarse la enseñanza al mundo del trabajo por demanda. “El crecimiento continuo de los cursos online promoverá un crecimiento del número de profesores independientes. En 10 años, todo lo que se necesitará para crear una universidad es un gran estilo de enseñanza online, materiales y un plan de marketing”, anticipa.

La Nación

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí