Los líderes siempre deben estar aprendiendo y poniendo el práctica todo lo que se acople a su organización y personalidad, pero hay habilidades que no le pueden faltar. Nos referimos al Balance de visión y ejecución y a la construcción de relaciones.

Hay dos tipos de líderes en este mundo: los que saben cómo ejecutar y los que no. Los últimos no seguirán siendo líderes por mucho tiempo.

Un líder debe poder ver su visión con tanta claridad que puede lograr que otros también la vean. La milla 20 es el «muro muerto» en la carrera de maratón: es cuando la mayoría de los corredores se retiran porque no pueden ver su visión más allá de su agotamiento. Tu función es ayudar a tu equipo a superar la Milla 20.

El verdadero trabajo de los líderes es poder equilibrar su pensamiento entre la visión y la ejecución. En otras palabras, se trata de la planificación a largo plazo y la realización a corto plazo. Esta es una habilidad aprendida que mejora con la intención. A medida que los líderes se alzan en una organización, obtienen más información sobre diferentes necesidades y consideraciones y hacen un mejor trabajo de servir a una sin dañar a otra.

Los líderes de hoy entienden el valor de la construcción de relaciones. Sin embargo, es una habilidad a menudo descuidada a medida que acumula más y más trabajo en su calendario y lista de tareas pendientes.

Mejorar una efectividad de liderazgo nunca será resuelto por una sola cosa. Estas tres habilidades son comunes en la conversación, pero desafortunadamente carecen de la práctica diaria de la mayoría de los líderes. Dominarlos conlleva la oportunidad de desafíos y recompensas increíbles.

Logre que los líderes dentro de su organización sean verdaderos impulsores y ejecutores de estrategia de negocios, con los programas de Desarrollo del Liderazgo de Lee Hecht Harrison ARGENTINA . Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí