¿CUANDO LA SOLUCION ES EL DESPIDO?

0
105

¿Qué conviene hacer: retenerlo, ahorrarse el costo de la decisión sin dar una imagen de debilidad ante los otros empleados o desvincularlo y asumirlo como una inversión? Basado en la experiencia de innumerables casos, la respuesta es inequívoca: el despido. Sostener un empleado problemático o disconforme en la plantilla equivale a asumir los siguientes costos ocultos:

1. Desmotivación y Percepción de injusticia

Dentro de las principales causas de bajo rendimiento, rotación o ausentismo en los empleados, figura esta percepción negativa de sentir que la organización trata a todos por igual, no solamente no premiando a los mejores sino sobre todo no castigando a los nocivos. Da lo mismo hacer las cosas bien que mal y por lo tanto la performance comienza a emparejarse para abajo.

2. Daño en la comunicación organizacional

Esto debe ser analizado en sus dos vertientes. La primera, cuando el colaborador negativo es aislado del resto y la segunda, peor aún, cuando aquel genera mini grupos dentro de la empresa, al modo parasitario. En ambas situaciones cabe esperar como consecuencia rumores, chismes, circulación de informaciones falsas y ocultamiento de datos claves.

3. Sobrecarga de actividades en los jefes o en colaboradores valiosos

Esto es evidente: Alguien debe hacer las cosas. Los productos y servicios deben ser prestados a tiempo, y para que ello suceda la ausencia de esfuerzo por parte de algunos será suplida inmediatamente por otros, ya sea el jefe (en el conocido fenómeno de delegación inversa) o los propios compañeros. A mediano plazo sumaremos otro problema al que ya teníamos: empleados valiosos estresados.

4. Posible pérdida de clientes

Quizás este sea el factor más ponderado por los empresarios, y posiblemente menos tenido en cuenta al momento del presente análisis. ¿Se puso a pensar detenidamente el impacto que podría llegar a causar en sus clientes los errores, omisiones, desvíos o malas atenciones?. Y no solamente son los empleados con atención al público. Todos los colaboradores de una empresa inciden en el resultado final.

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí