Hoy el modelo del “freelance” o trabajo independiente resulta más que necesario para profesionales o personas con oficios que ya se encuentran empleados y buscan proyectos adicionales para obtener ingresos extra, o bien, para quienes desean alcanzar la independencia laboral y económica.

Sin embargo, para lograr el éxito como freelancer es necesario contar con ciertos hábitos profesionales y cualidades personales para desarrollarse exitosamente.

La disciplina es la piedra fundamental, la actualización en la materia de trabajo tiene que ser cotidiana, porque la industria es muy dinámica, ser el propio “jefe” y trabajar por metas, aprender a trabajar bajo presión, son los desafíos a vencer.

1. Disciplina. Cualquier persona que desee emprender un proyecto por su propia cuenta debe poseer esta característica que no necesariamente es un don con el que se nace. Se trata de una cualidad que se puede adquirir mediante el enfoque de las acciones en los objetivos de negocio y resultados esperados. Cuanto más se busque lograr un objetivo y más claridad se tenga con respecto a este, la disciplina debe estar presente para mantener siempre el paso para alcanzar todos los resultados esperados.

2. Actualización constante. Vivimos en una época en que la mayoría de la población está conectada, de algún modo u otro, a la tecnología. El Internet y los dispositivos inteligentes juegan un papel importante para conectar personas y ubicar necesidades e intereses de cualquier individuo. Un buen freelancer debe estar siempre al día respecto a los avances de su campo laboral, como para tener un panorama general de la tecnología y cómo puede usarla a su favor.

3. Autodirección. Una persona que espera instrucciones para realizar una tarea, o necesita supervisión para tomar decisiones sobre su propio trabajo, le será difícil convertirse en un trabajador independiente. Para poder tener un gran desempeño trabajando de forma propia, se debe tener determinación para atender las instrucciones de los clientes y aplicar el criterio propio para ser proactivo durante los proyectos.

4. Trabajo bajo presión. Una constante que caracteriza al trabajo freelance es el carácter de urgencia que tienen muchos proyectos, así como el mínimo margen de error posible en su entrega. Adicionalmente, la alta competencia que existe entre freelancers para ganar proyectos, hace que exista presión desde la presentación de propuestas y los empleadores se vuelvan más exigentes.

Lee Hecht Harrison lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí