EL COACHING DEL ACOSO

0
312

Este tema del acoso tiene como tendencias su multiplicación y su frecuencia en el ámbito laboral. La propia definición de la palabra nos introduce en el tema al que se añadirá una posible trayectoria del mismo.

“El Mobbing, deriva del inglés to mob, es el acoso laboral, moral, es una problemática de la sociedad, que consiste en una serie de comportamientos hostiles reiterados en el tiempo. Son formas de prevaricación, de persecución psicológica del trabajador.”

Los pasos importantes de esta situación atraviesan en primera instancia la identificación del problema. Nos encontramos entonces con los dos actores principales del conflicto: La victima y el victimario. Ahora se debe hacer frente al problema, cada caso requerirá de soluciones diferentes dado el vínculo de trabajo de las personas. En este sentido si es de un superior a un subordinado, si el mobbing es practicado a una persona del equipo. Por duro que sea de enfrentar es muy importante contarlo, comunicarlo, no encerrarse en uno mismo. La posibilidad de la intervención de un Coach en el proceso es muy valiosa tanto para la persona acosada como para la organización.

Identificar el problema: Es importante que las empresas trabajen para evitar posibles situaciones de acoso laboral. Una buena manera consiste en realizar una auditoría exhaustiva de la organización ya sea de forma interna por parte del departamento de recursos humanos o a través de empresas externas especializadas. Otra acción que puede ser muy beneficiosa y preventiva es realizar cursos formativos en la empresa para los trabajadores para que conozcan la temática y estén familiarizados con este tipo de conflictos y así poder combatirlos de manera más eficaz. Por su parte, el trabajador debe estar informado por su propia cuenta del problema. De esta forma, será más fácil de identificar y así solucionar.

Hacer frente al problema: El acosador, en el fondo, es cobarde y débil, necesitando adoptar una posición hostigadora para así sentirse fuerte. Debemos afrontar el Mobbing asertivamente y de forma directa pues es la única forma de hacer recular al hostigador o, en todo caso, protegernos emocionalmente y defender nuestros derechos y así mantener nuestra dignidad y autoestima. Por lo tanto, debemos dar respuesta a las calumnias y críticas destructivas con asertividad, descubre tu grado aquí, ni pasiva ni agresivamente.

No caer en la inhibición: Contemos a los demás lo que nos está sucediendo. Hablar, comunicar, escribir relatar, cantar, esquematizar, dibujar o esculpir sobre el acoso es una de las terapias más beneficiosas. Al mismo tiempo, debemos desarrollar la propia formación y capacitación profesional.

Logre que los líderes dentro de su organización sean verdaderos impulsores y ejecutores de estrategia de negocios, con los programas de Desarrollo del Liderazgo de Lee Hecht Harrison. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí