Se dice que de la “Gerencia” depende totalmente el éxito o el fracaso del negocio, la capacidad que posee para dirigir a un grupo determinado de personas y lograr el cumplimiento de los objetivos en un todo y no individualmente. En otras palabras, la gerencia es de vital importancia ya que permite planificar, organizar, dirigir y controlar cada uno de los procesos y de las actividades que se desarrollan dentro la empresa.

En este enfoque, según un estudio del Harvard Business Review, la productividad de las empresas podría incrementar 5% en tres semanas si sus gerentes manejan adecuadamente su tiempo pues, por supuesto, eso se refleja en el desempeño eficiente de su equipo. No obstante, el mismo estudio refleja que en menos de 5% de los casos, los empleados creen que sus compañías son disciplinadas con ese manejo del tiempo.

Asimismo las recomendaciones importantes son:

Establecer agendas personalizadas
Los miembros de la alta gerencia tienen muchas cosas por cumplir: reuniones, entregas, compromisos con sus equipos de trabajo, etc… Según el mismo estudio sólo el 35% de las reuniones laborales que son convocadas tienen como resultado una toma de decisión estratégica u organizacional importante para la organización. Con la apropiación y personalización de sus agendas de trabajo, los CEO pueden determinar los objetivos de cada reunión, así como las posibles estrategias que utilizará en cada una de ellas.

Respetar la jornada laboral
Un buen líder respeta a sus empleados y ese respeto no solamente se refleja en el trato directo que tenga con ellos, sino también cuando entiende que sus empleados, como él, ejercen un papel fundamental para la compañía y no puede hacerlos perder tiempo programando reuniones y citas a las que no asistirá.

Controlar las fechas de cierre de los proyectos
Es imposible medir la efectividad de las tácticas que se plantean para cumplir los objetivos organizacionales si no se establecen tiempos de entrega para cada elemento. Los CEO deben tener claras estas fechas de cierre tanto para ellos como para las áreas que están liderando, de modo que puedan trazar los tiempos de trabajo. Si se respetan estos tiempos y se trabaja con eficiencia y eficacia, la productividad de la organización podría aumentar hasta 5% en apenas tres semanas y, por consiguiente, los resultados obtenidos serán mejores.

Buena Gestión en Improvistos
Sin importar con cuantas semanas de anticipación se tiene preparada su agenda, un CEO, regularmente, debe enfrentarse a diferentes situaciones de último momento a las que necesita responder de forma eficaz, activando todos los recursos que tenga a su disposición para atender los temas urgentes. Jaramillo asegura que para ello es “importante estar un paso más adelante de lo que está sucediendo en la organización y con los empleados, realizando reuniones que hablen sobre el futuro cercano de la compañía”. Todo está en la planeación.

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí