EL ERROR ENRIQUECE

0
178

En una entrevista publicada en las redes sociales de Jack Ma -Alibaba, sostiene:

Entre ellas, “alentar a los jóvenes de entre 20 a 30 años a cometer errores”; “no sólo la tolerancia sino el incentivo a cometer errores”. Todo ello representa un desafío poco experimentado por las empresas hoy en día.

La sencillez y síntesis de la exposición exime de todo comentario y la lectura del artículo publicado en Mercado continua expresando:

Asimismo Ma destaca que, para las personas de entre 20 a 30 años, no es importante la empresa en la que se trabaja sino el jefe al que uno sigue. Las nuevas generaciones se identifican no solo con su empresa, sino probablemente y, en mayor medida, con su líder. Es por eso que un buen jefe, que se ocupa de hacer crecer, madurar y mejorar a su gente, suele tener índices bajos de rotación de personal. Los verdaderos líderes entablan vínculos de confianza duraderos.

Los departamentos de Recursos Humanos deben no solo desarrollar herramientas para que las personas se identifiquen con la empresa, sino también deben trabajar para tener mejores jefes, mejores gerentes, ya que los jóvenes se identificarán con ellos dependiendo de sus características personales. Lo importante es saber que no hay una política de recursos humanos que pueda compensar la desmotivación que siente un joven trabajando con un mal jefe. No hay identificación posible con una empresa cuando primero no hubo identificación con el líder. Por ende, los jefes, aparte de ejercer la autoridad inherente a su cargo, deberán poner el foco en las relaciones interpersonales y el crecimiento de su gente y también generar resultados.

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí