El 57% de las empresas permite el trabajo remoto, pero sólo un 30% lo tiene establecido como una política de recursos humanos. El resto, permite el home office informalmente.

Los datos corresponden a la encuesta de beneficios 2018 de la consultora Mercer, de la que participaron 210 compañías. También en el relevamiento de mayo de la consultora Hucap, entre 121 empresas, el 49% mencionó tener al menos alguna forma de implementación de teletrabajo para personal específico.

Entre los beneficios de esta modalidad laboral, las empresas consultadas señalaron mayoritariamente que mejora la calidad de vida laboral porque favorece una menor carga de estrés. En segundo lugar, se menciona el ahorro en transporte, tiempo de viaje, vestimenta y alimentación que supone trabajar desde el hogar, a menos algún día en la semana.

La experiencia muestra que tampoco pueden omitirse las instancias presenciales, razón por la cual el teletrabajo tiene una historia de idas y vueltas. Algunas empresas emblemáticas, como IBM o Yahoo, llegaron a dar marcha atrás a políticas de home office para que sus empleados volvieran a las oficinas.

Sin embargo, trabajar algún día de la semana fuera de la oficina es una aspiración extendida entre las generaciones más jóvenes, preocupadas por el equilibrio entre la vida laboral y personal. El período de crianza, por ejemplo, es un momento vital clave que vuelve imperioso contar con más horas dedicadas al cuidado, que se ahorran de traslados o tiempos muertos en la oficina.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí