Para 2020, en otras palabras: “Mañana”, según una investigación del WEF, los trabajos de nueva creación pueden clasificarse en dos grandes grupos: por un lado, los analistas de datos, que ayuden a las empresas a tomar mejores decisiones; y por otro los representantes de ventas especializados, pues todas las compañías necesitarán reforzar la percepción de valor de su marca y su capacidad de comunicar lo que hacen a sus clientes.

Asimismo, se prevé que las empresas de energía, medios de comunicación y entretenimiento demanden una nueva categoría de directivos que les ayuden a lidiar con la incertidumbre y la disrupción en sus modelos de negocio.

La creatividad será una de las top tres habilidades más demandadas en el futuro. Con la avalancha de nuevos productos y tecnologías, así como nuevas formas de trabajar, los trabajadores van a ser más creativos para beneficiarse de los avances del futuro.

Los robots pueden ayudar a hacer todo más fácil, pero no puede ser creativos como los seres humanos (todavía).

Una encuesta del Foro Económico sobre el futuro del software y la sociedad muestra que las personas esperan que la inteligencia artificial de las máquinas sea parte de una junta directiva de una compañía en 2026.

De forma similar, saber escuchar que es clave hoy podría desaparecer del top 10 de habilidades demandadas. La inteligencia emocional, que no aparece en el top 10 hoy sí será una habilidad clave en el futuro.

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí