ENCUESTA SOBRE EL TRABAJO FLEXIBLE

0
37

La mayoría de los empleados prefiere tener un trabajo con horarios flexibles de entrada y salida, y home office, antes que tener más días de vacaciones y salir antes el último día de la semana (viernes corto).

Los datos surgen de una investigación exclusiva de Great Place to Work sobre: “Equilibrio entre vida laboral y personal”, que contó con la opinión de más de 34.000 personas alrededor del mundo.

Ante la pregunta sobre qué entienden por “equilibrio entre vida personal y laboral”, el 60% de los consultados eligió la modalidad de trabajo flexible (horarios de entrada y salida, home office, etc…), mientras que el 30% se inclinó por tiempo libre (viernes corto, vacaciones extra).

Salud y bienestar (servicios médicos en trabajo, hábitos saludables) quedó en tercer lugar, con algo menos del 10% de las menciones.

La organización dedicada a marca empleadora distinguió además que los jóvenes (menores de 25 años) prefieren pasar menos tiempo en la oficina. Son los que más valoraron el tiempo libre.

Por el contrario, los empleados de 25-44 años lo entienden como la posibilidad de tener mayor flexibilidad. Esta preferencia se da también en cuanto a los cargos, siendo que los más altos optan por la flexibilidad y los más bajos a la menor carga horaria.

Al consultar por las prácticas ofrecidas por las Empresas que más valoran los empleados para equilibrar su vida personal y laboral, las respuestas volvieron a ser contundentes en el mismo sentido: más del 70% prefiere horarios flexibles, frente al 40% que mencionó los horarios reducidos. La alternativa de tener vacaciones pagas más allá de lo estipulado, apareció en tercer lugar (30%).

¿Qué permite el horario flexible a diferencia del tiempo libre? “Para algunos, es la gratificación inmediata, un mayor comando sobre la vida de uno mismo. Para otros, la posibilidad de integrar de manera más natural, el espacio laboral y el espacio social”, indicaron desde Great Place to Work.

La organización también consignó que son prácticas relativamente nuevas en el mercado laboral argentino, y que “otorgar ciertos beneficios ligados a una mayor autonomía contrasta con la condición de la mayoría de los trabajadores en nuestro país”.

Incluso en las Mejores Empresas para trabajar, el puntaje (71) indica que los colaboradores siguen considerando este aspecto como un elemento a mejorar, teniendo en cuenta que dicha sentencia está muy por debajo del promedio general de clima (79).

“Muchos managers temen que estas modalidades flexibles atenten contra la productividad. Sin embargo, en la medida en que las relaciones entre líderes y colaboradores se basen en la confianza, prescindiendo de la coordinación permanente de otro de más arriba y logrando que la gente tenga un mayor control sobre sus objetivos y tareas, es posible pensar que sería más viable animar a las personas para que equilibren su vida personal con la laboral”, sentenciaron.

Lee Hecht Harrison lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí