ENTORNOS DE TRABAJO EMPATICOS

0
118

Cuando uno entra a una oficina u otro entorno de trabajo percibe si hay “buena onda”. Si la hay a disfrutarla, pero en caso contrario hay que convertirla. Pensemos que en los ámbitos laborales pasamos muchas horas y el ambiente positivo nos ayuda a cada uno y además nos hacemos más productivos con menor esfuerzo.

Un ambiente de trabajo respetuoso beneficia a todos los empleados. La consideración A las ideas de otros y el enfoque de los proyectos pueden crear un equipo positivo y productivo. Mejorar las relaciones de trabajo con los subordinados, compañeros y superiores crea un ambiente positivo para el trabajo:

1. Trata a las personas de forma cortés, con consideración y honestidad. Independientemente de la jerarquía del trabajo, las relaciones deben del plano personal deben darse con igualdad. Esto hará que las personas se sientan cómodas como personas, al margen de su relación de trabajo.

2. Aceptar las circunstancias. Los entornos de trabajo rara vez son todo lo que un empleado quiere que sean, sin embargo eso no quiere decir toda época esté abierta para las quejas. Como trabajador debes mantener una actitud positiva y dirigir tus sentimientos negativos hacia un cambio positivo.

3. Demuestre que usted valora las ideas de otras personas: Permita que sus compañeros de trabajo compartan sus puntos de vista. Escucha todo lo que tengan que decir sobre una idea, sin interrumpirlos. Ayuda a tus compañeros de trabajo creando un ambiente donde todo el mundo tenga una voz, sin importar quién es el jefe. Muestra consideración a las ideas de otros, aplicándolas y dando crédito cuando procedan con éxito.

4. Dar retroalimentación positiva: Hay una tendencia a discutir sobre el rendimiento cuando hay un problema. Ese es un entrampamiento. Lo mejor es también hablar del rendimiento cuando el empleado logra algo para la empresa o hace un trabajo particularmente bueno en un informe. Ofrecer algunos elogios puede hacer que un empleado se sienta apreciado.

5. Ser incluyente: Anime a todos los interesados a unirse a la toma de decisiones del equipo de trabajo. Debe compartir con otros compañeros de trabajo, pues ellos (y usted) van a recordar estos momentos.

6. Mantenga la calma durante los conflictos: Piense en sus palabras antes de hablar. Asegúrese de que no soltar palabras de tipo inflamatorio o insultante. Haga argumentos que sean constructivos, que se centran en el problema, sin llegar a los ataques personales.

En Lee Hecht Harrison ayudamos a su empresa en la gestión de talento para acelerar los resultados y reducir riesgos. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí