«Con las condiciones adecuadas, el trabajo puede hacerse igual que en una oficina»

El teletrabajo es una forma de trabajo cada vez más frecuente, adaptable a un amplio espectro de profesiones. Los trabajadores deben aprender cómo mantener su rendimiento trabajando desde casa.
La ausencia de un grupo humano cercano puede implicar una baja en la productividad, que es precisamente lo que se debe evitar al teletrabajar.

Al comienzo, la idea de trabajar en casa parece un mar de beneficios. Controlar el horario, ahorrar en transporte, tener la posibilidad de comer en casa cada día, trabajar en pantuflas e incluso desde la cama… Todo lo que pueda decirse de esta opción parece ideal.

Pero poco a poco, con el paso de los meses, todo trabajador freelance comienza a descubrir la realidad. Los hábitos se pierden, los horarios se extienden y lo que aparentaba ser cómodo resulta en aislamiento y permanecer más tiempo en casa que lo que a cualquier persona le gustaría.

¿Esto quiere decir que el teletrabajo es negativo? No, de hecho, se le reconoce como una de las modalidades de empleo más amigables con el ambiente.

Sin embargo, teletrabajar no es para cualquiera. Aunque son cada vez más las profesiones que permiten desempeñarse bajo esta modalidad, lo cierto es que la rutina que implica trabajar desde el hogar requiere de profesionales fuertes a nivel mental, que sepan controlar sus emociones, determinar sus horarios y cumplir los límites propuestos. De otro modo, se terminará afectando la salud física y emocional.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA es líder de la industria y por eso su meta es brindar nuevas y mejores oportunidades de empleo a más gente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí