LAS COMUNICACIONES – TRASMISIÓN DE INFORMACIÓN, COMO SE OBSERVA DESDE LA GRAFOLOGÍA ESTE ASPECTO

Vuestro rostro es un libro donde se leen cosas extrañas.
Shakespeare


Podemos decir que todas las acciones de los individuos tienen que ver con la forma de comunicarse.

Sin embargo, mucha gente suele creer que las comunicaciones no encierran problemas.

A primera vista , las comunicaciones cara a cara parecen sencillas. Muchas veces basta una palabra, un gesto, un golpe de voz, o una ceja levantada para comunicar muchas cosas, tal vez cosas que requieran un diálogo largo, si las personas se conocieran menos.
Pero no siempre se produce una buena comunicación. El problema de las comunicaciones es que el significado que recibe un individuo no siempre es el mismo que el otro quiso enviar.

El hablante y el oyente son dos personas distintas que viven en mundos diferentes.
El aparato sensorial humano no transmite al observador un duplicado exacto de la realidad externa.

Nuestras propias necesidades y experiencias tienden a distorsionar un cierto grado todo lo que vemos y escuchamos.

Los mensajes desagradables lo reprimimos. Otros los ampliamos, los creamos de la nada o los torcemos.

La palabra escrita es una gesto que brota de forma natural, siendo necesario poner mucha atención a la palabra escrita, ya que dejan ver nuestra emociones, nuestras agresividades, nuestra verdades y mentiras.

El que tiene ojos para ver y oídos para oír, puede llegar a convencerse de que ningún mortal puede guardar un secreto. Si los labios permanecen silenciosos, los dedos hacen gala de elocuencia. (S. Freud – Estudios sobre la histeria)

Dentro del campo de la Grafología, las personas bien dispuestas para comunicar, muestran una escritura con rasgos de expansión, como de desplazamiento a la derecha y proyección.

Su forma es grande, espaciada, donde predomina el elemento curvo, lo que refleja una actitud adaptativa, fácil y espontánea a las situaciones sociales o al ambiente en general.

El predominio de la curva sobre el ángulo – dice el profesor Brach, es un indicio de buena comunicación y cierta habilidad para comunicarse con el medio social de forma efectiva y coherente. Esto determina un buen equilibrio físico y moral en la persona.

Es importante tener en cuenta que los movimientos escriturales en curva son más propios del sentimiento, de la imaginación y de la intuición, que de la razón.

La tendencia al optimismo y a ver el lado positivo de las cosas se manifiesta también en las curvas, cuando estas son observables en un texto escrito.

Los rasgos curvos en un escrito son indicativos de ausencia de violencia o de gran imposición hacia los demás.

Fuente: Lic. Héctor Faría - Estudio Grafológico Laboral