CONSEJOS PREVIOS A LA ENTREVISTA

Conócete a ti mismo
Analiza tu currículum, reflexiona y extrae conclusiones sobre tu educación, tu experiencia profesional, tus capacidades y cómo las puedes aplicar al puesto solicitado.

Infórmate sobre la empresa
Utiliza los medios de comunicación para conocer la actividad, historia y origen, trabajadores en plantilla, implantación nacional /internacional, competidores y volumen de negocio, entre otros.

Imagen/Apariencia
Tienes que sentirte cómodo/a con tu aspecto físico y con la ropa que te has puesto. Elige tu vestuario un día antes, te ayudará a ganar tiempo y a visualizar imprevistos con anterioridad. Vestimenta semiformal o formal, siempre adecuada con la filosofía de la empresa (recordar no sobrecargar vestimenta, maquillaje y perfume).

Si te retrasaras por cualquier motivo, debes contactarte con la empresa y justificar el retraso o la no comparecencia con argumentos sólidos y justificables.

Puntualidad
Presentate a la entrevista con 10 minutos de antelación, de esta forma tendrás tiempo para actuar frente a imprevistos.

Una vez hayas entrado al lugar de la cita, espera a que el reclutador te extienda su mano y te invite a tomar asiento. Procura dejar tus pertenencias a un lado, lo importante es que no perturben la conversación e invadan el espacio visual y físico del entrevistador.

Participación
Al final de la entrevista aprovecha el tiempo que te brinda tu entrevistador para realizar preguntas relevantes sobre el puesto, empresa y proceso selectivo.

Ten en cuenta que una primera entrevista no es el momento idóneo para hablar de temas como el económico, horario o vacaciones.

Fuente: www.expansionyempleo.com