Desempleo en Brasil llegó a 11,2%, récord desde 2012

El índice de desempleo en Brasil se ubicó en el trimestre entre febrero y abril en el récord del 11,2 % de la población económicamente activa, su mayor nivel desde que el indicador comenzó a ser medido en 2012 con criterios más rigurosos, informó el gubernamental Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE)

La tasa supera en más de tres puntos porcentuales la medida en el mismo período de 2015 (8%) y en casi dos puntos porcentuales la registrada en el trimestre inmediatamente anterior (noviembre de 2015-enero de 2016).

El organismo calcula que el número promedio de desempleados en Brasil en el trimestre concluido en abril era de 11,4 millones de personas, con un crecimiento del 42,1% frente al registrado en el mismo período del año pasado.

Eso significa que 3,4 millones de brasileños se sumaron al contingente de desempleados en los últimos doce meses.

En la comparación con el trimestre inmediatamente anterior, el número de desempleados subió en un 18,6% frente a las 9,6 millones de personas que estaban sin empleo en promedio en el trimestre entre noviembre del año pasado y enero de este año.

En un trimestre 1,8 millones de brasileños engrosaron la lista de personas que buscan trabajo.

El número de personas ocupadas en promedio entre febrero y abril de este año se ubicó en 90,6 millones, con una reducción del 1,7% frente al mismo período del año pasado, lo que significa que Brasil perdió 1,5 millones de puestos de trabajo en los últimos doce meses.

En la comparación con el trimestre inmediatamente anterior, el número de personas con empleo se redujo en un 1,1%.

Los números reflejan la grave recesión que enfrenta Brasil desde el año pasado, cuando la mayor economía de Sudamérica se contrajo en un 3,8%.

Los analistas prevén que la situación se agravará aún más en 2016, para cuando calculan una caída del producto interior bruto (PIB) un poco mayor, de hasta el 3,9%.

De confirmarse una nueva contracción, será la primera vez que la economía de Brasil tendrá dos años consecutivos de crecimiento negativo desde la década de 1930.

Los economistas prevén que el desempleo seguirá creciendo este año no sólo por la recesión sino también porque las incertidumbres generadas por la crisis política de Brasil tras la decisión del Senado de separar de su cargo a la presidenta Dilma Rousseff, sustituida por el vicepresidente Michel Temer, mientras la somete a un juicio político destituyente por supuestas maniobras para maquillar los balances de las cuentas públicas.

El llamado Estudio Nacional por Muestra de Domicilios Continuo (PNAD Continuo, por su siglas en portugués), nueva metodología del Gobierno brasileño para medir el desempleo, se extiende a todo el país e incluye recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Hasta hace pocos meses Brasil medía su tasa de desempleo en las seis mayores regiones metropolitanas del país.

Fuente: www.ambito.com.ar