Brecha de género: al ritmo actual, la igualdad económica recién llegará en 2186

"El mundo se enfrenta a un desperdicio del talento al no actuar con rapidez para frenar la desigualdad de género. Esto podría poner el crecimiento económico en riesgo y privar a las economías de la oportunidad de desarrollarse", según el último informe global de la brecha de género 2016 que elaboró el Foro Económico Mundial.

El documento concluye que la igualdad económica entre sexos podría tardar unos 170 años en producirse al ritmo actual y advierte de un drástico freno en los avances de los últimos años. "Esta ralentización se debe en parte a los desequilibrios crónicos en los salarios y en la participación en el mercado de trabajo, pese al hecho de que en 95 países, el número de mujeres universitarias es igual o mayor que el de hombres", señala el estudio.

Ingresos en baja

El Foro Económico resulta contundente en su análisis tras realizar la comparación anual de la desigualdad entre hombres y mujeres en logros educativos, salud y supervivencia, oportunidades económicas y empoderamiento político.

El informe estima que la brecha de género en la actualidad se sitúa en el 59%, la mayor tasa de desigualdad desde 2008. El empeoramiento de la situación de las mujeres se debe en gran medida al aumento de la desigualdad salarial.

"Las mujeres ganan en promedio poco más de la mitad de lo que ganan los hombres, a pesar de que en general trabajan más horas (teniendo en cuenta tanto el trabajo remunerado como el no remunerado)", sostiene el documento oficial, que también alerta sobre el estancamiento de la incorporación de las mujeres al mercado de trabajo y la escasa representación en puestos de responsabilidad.

La conclusión ante el nulo avance del último año es que el Fondo Económico Mundial estima que la desigualdad económica entre hombres y mujeres tardará 58 años más en alcanzarse que lo que indicaba el informe del año pasado, cuando esperaba que esta brecha se cerraría en 2133.

Mayor riesgo

"El lento avance hacia la igualdad de género, especialmente en el ámbito económico, supone un riesgo especial teniendo en cuenta que es posible que muchos trabajos que emplean a una mayoría de mujeres sean los más afectados proporcionalmente por la era de la disrupción tecnológica", alerta el documento.

Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) asegura que en promedio, el 9% de los trabajadores de los países desarrollados "está en riesgo" por la llegada de propuestas como la inteligencia artificial, los drones, las impresoras 3D y otros avances tecnológicos.

Otro informe del Foro Económico Mundial de Davos concluyó que hasta 2020 se perderán unos cinco millones de puestos de trabajo en todo el mundo, por lo que se considera como "la cuarta revolución industrial".

"Mujeres y hombres deben actuar como socios a la hora de gestionar los retos a los que se enfrenta el mundo en el que vivimos..., y también a la hora de aprovechar las oportunidades. Ambas voces son fundamentales para garantizar que la cuarta revolución industrial cumpla las promesas realizadas a la sociedad", afirma Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial.

Fuente: La Nación - www.lanacion.com.ar