Pequeños cambios = Mayor Productividad

Tener un año más productivo no requiere de revelaciones que cambien la vida. Cambios menores en las rutinas, pequeños ajustes en los hábitos laborales y un poco más de concentración en unas pocas áreas a menudo ignoradas, no sólo son maneras simples de mejorar el desempeño en el lugar de trabajo sino que también pueden ayudar a crear hábitos que tengan más probabilidades de sobrevivir todo el año.

Escuche música en el trabajo

Aunque puede ser una distracción para tareas que exigen mucha concentración o que sean muy difíciles, múltiples estudios han mostrado cómo como escuchar música puede hacer más fáciles tareas repetitivas, ofrecer una vía de escape de un lugar de trabajo ruidoso y mejorar la concentración. Otros estudios descubrieron que 15 minutos de música en el trabajo pueden ayudar a incrementar las capacidades creativas de resolución de problemas y a mejorar el estado de ánimo mientras se trabaja.

Despeje su lugar de trabajo, pero que no quede vacío


A menudo se le atribuye a Albert Einstein el interrogante: "Si un escritorio atestado y desordenado es señal de una mente atestada y desordenada, de qué es señal un escritorio vacío?". Si bien un escritorio atestado que hace difícil encontrar cosas puede ser una traba para la productividad, un escritorio vacío puede ir en contra de su motivación y creatividad."Tener demasiado ates tado mi lugar de trabajo me distrae de hacer las cosas", admite Michael Pryor, CEO de Trello, un proveedor de administración de proyectos y software de colaboración. Pryor recomienda en cambio no tener más de tres ítems en su escritorio, agregando que en el suyo sólo tiene una foto de su familia y su laptop.

Dele tiempo a lo que no puede tener horario

Para quienes acostumbran tener el día puntillosamente organizado, es importante dedicar una porción del día a lo que no puede tener horario, según Pryor, que recomienda dejar abierta una ventana de 30 minutos todos los días. "Trato de no organizarme en exceso", dice. "A veces los mejores momentos de creatividad se dan cuando paso por la oficina de alguien o en un almuerzo informal no planificado."

Haga listas de cosas por hacer al final al día

Click Aqui
Hacer el puente entre la productividad de un día y el siguiente a menudo es un desafío, que es el motivo por el que muchos pasan la primera parte del día tratando de entender donde interrumpieron el trabajo la noche anterior. Se puede ahorrar un poco de tiempo y esfuerzo mental en la mañana temprano armando una lista de cosas por hacer al final de cada día, dice JaniceAdams, organizadora profesional certificada y socia de Peace of Mind Organizing en St. Louis, Missouri. La humilde lista de cosas por hacer es el recurso de productividad favorito de Reshma Saujani, fundadora de la firma Girls Who Code. Le contó a Fast Company que esas listas incluyen "lo que quiero lograr esta semana, cuándo quiero que esté listo y cómo quiero hacerlo".

Maximice su hora más productiva

Todos tienen un momento del día en que son más productivos y no se da necesariamente entre las 9 de la mañana y las 5 de la tarde. Pryor lo define como el período cuando "logra hacer más trabajo sin aferrarse a un cronograma estricto". "Si uno logra concretar más cosas por la mañana que por la tarde, se puede comenzar a trabajar más temprano cuando hay mucho por hacer", dice Adams.

Fuente: www.lanacion.com.ar