La negociación es parte de las relaciones humanas, se utiliza más de lo que pensamos, ya sea en un negocio, en el trabajo o incluso con la pareja o familia, pero ¿qué se necesita para ser un buen negociador?

El aprender a escuchar, encontrar la mejor perspectiva de la negociación, el recibir algo en el cambio y no detenerse jamás, son los hitos a tener presente. No es muy simpático el ejemplo pero la historia de Mac Donalds es un ejemplo de negociación.

Escucha más de lo que hablas
Debes enfocarte únicamente en lo que vas a decir, en especial si estás nervioso.
“el objetivo de una negociación no es solo obtener lo que se quiere, sino también ayudar al otro lado a obtener lo que quiere”.

Si no escuchas no puedes llegar a ningún acuerdo. Se debe encontrar un terreno en común.

Haden cita al libro: “Negotiating the Impossible” en donde se explica que enmarcar la negociación significa encontrar la mejor perspectiva para ver la negociación. Tal vez el marco es dinero, o el tiempo, o el calendario de entregas o la calidad.

Siempre obtienes cuando das: “Cuando hagas una concesión, asegúrate de recibir algo a cambio”.

No siempre se puede estar de acuerdo; sin embargo, debes seguir adelante y llegar hasta el final de la negociación. Debes conocer tus números, los términos que estás dispuesto a aceptar. Además del valor de lo que estás obteniendo y de lo que proporcionarás.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí