LA VIGENCIA DEL EMAIL

0
88

Entre el trabajo, el hogar y los dispositivos móviles los usuarios acceden a su bandeja de entrada unas 20 veces al día, y aunque un 44% de los usuarios utilizan una cuenta específica para recibir emails publicitarios, más de la mitad de los mensajes recibidos son percibidos como “irrelevantes” por sus receptores.

A pesar del auge de la mensajería instantánea y las redes sociales, el correo electrónico sigue siendo uno de los medios indispensables de comunicación para construir una relación sólida entre las empresas y los consumidores.Estos son algunos datos extraídos del estudio Consumer Email Tracker 2017 de DMA.

Contenido editorial ‘que enganche’. Se consolida el envío de publicaciones atractivas y de utilidad para cimentar la relación de confianza con los consumidores. Las guías, manuales, trucos, consejos, etc… van a ayudar a las empresas a evitar la baja de sus boletines de aquellos usuarios que no suelen encontrar aliciente en los correos publicitarios tradicionales.

Más visual. En 2017 se incrementó un 25% el uso de imágenes y emojis en los correos electrónicos, una tendencia que se mantendrá durante este recién estrenado año.

O lo contrario… Correos de texto. Algunos estudios recientes con pruebas A/B apuntan a que los emails de texto tienen mayores tasas de apertura y clics que aquellos que incluyen imágenes. Muchos usuarios prefieren una vuelta a la simplicidad. Además, esta característica hace menos probable que el correo acabe en la carpeta de ‘spam’.

Rediseñar los procesos de diseño: El uso de plantillas maestras y las herramientas de creación de emails ayudarán a optimizar tiempo y recursos. Por otro lado, los especialistas en marketing deberán trabajar en dotar de mayor accesibilidad a sus correos para fomentar la inclusión de personas con discapacidad.

Interactividad. Cada vez más compañías utilizaneste método en sus estrategias de email marketing. Encuestas (cortas y sencillas), barras de búsquedas, galerías de imágenes… los nuevo formatos de correo fomentan la participación de los usuarios que lo reciben, pero es recomendable que haya un incentivo, aunque no sea económico.

‘Kinetic email’. Esta tendencia consiste en dotar el diseño de los correos con una capa de interactividad para simular una experiencia más parecida a la web. ¿Cómo? Añadiendo botones emergentes, zonas interactivas o carruseles, con el objetivo de alentar a los suscriptores a interactuar con la marca y sus productos.

Simplicidad al darse de baja. Los usuarios agradecen un proceso para darse de baja sencillo, y las empresas pueden beneficiarse de una base de datos más limpia, con suscriptores realmente interesados en sus comunicaciones.

Diseño y tipografía. En la era de la personalización,los correos deben de estar adaptados a los gustos de los consumidores. No nos comunicamos igual con un ‘baby boomer’ que con un millenial. Quizá uno prefiera texto plano, otro gifs y emojis… Redefinir un estilo de diseño para cada tipo de usuario ayudará a las empresas a conectar mejor con su público.

De la automatización a la personalización. Las herramientas de automatización de email marketing van un paso más allá con la integración de la inteligencia artificial. Ya no basta con segmentar bases de datos por sexo o zona geográfica. Gracias a la AI podemos proporcionar experiencias personalizadas a través de los datos para comunicarnos con los consumidores a un nivel más emocional. Por ejemplo, enviando correos programados en función de las zonas horarias, las festividades locales o las preferencias de compra del consumidor.

En Lee Hecht Harrison ayudamos a su empresa en la gestión de talento para acelerar los resultados y reducir riesgos. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí