LAS ACCIONES QUE EMPODERAN A LOS LIDERES

0
81

El “trabajo” es una de las principales cosas que le dan a la gente una vida significativa. Un estudio de detallaba que de 25 empresas líderes en el mundo se propuso descubrir qué atrae y retiene a los mejores empleados.

El estudio descubrió que los empleados de esas compañías consideraban que su trabajo era valioso, les daba significado y propósito, y les hacía sentir que importaban y que estaban haciendo algo que valía la pena o era importante.

A su vez, se ha descubierto que si nos sentimos bien con nuestro trabajo, no solo impulsamos los resultados comerciales, como la productividad y la rentabilidad, sino que también disminuye el estrés y causa menos agotamiento.

Dejar que otros brillen, cumplir las necesidades de los demás, saber que se espera de ellos, dar y recibir comentarios, compartir el poder, son las acciones que empoderan al líder en su función.

¿Tal vez has trabajado para un líder egoísta? Por lo general, deben estar en el centro de atención para mantener su ego inflado alimentado. Por otro lado, los líderes siervos más notables no necesitan la gloria; ellos entienden lo que han logrado.

No buscan la validación, porque la verdadera validación viene desde adentro. Se apartan y celebran los logros de otras personas; dejan que los demás brillen y les dan crédito por el éxito del trabajo, lo que ayuda a aumentar la confianza de los demás.

Los grandes líderes son conscientes de lo que se necesita para mantener motivados y comprometidos a su trabajo a los miembros más valiosos de su equipo. Se hacen preguntas como:

¿Mis empleados tienen la oportunidad de hacer lo que mejor hacen todos los días?
¿Han recibido reconocimiento o elogio mis mejores artistas por hacer un buen trabajo?
¿O alguien en el trabajo fomenta el desarrollo personal y profesional de los empleados?

En una entrevista casual hace unos años, Elon Musk dijo una de las mejores citas en lo que respecta a la mejora de uno mismo:

“Creo que es muy importante contar con un ciclo de retroalimentación, en el que piense constantemente en lo que ha hecho y en cómo podría hacerlo mejor. Creo que ese es el mejor consejo: piensa constantemente en cómo podrías estar haciendo las cosas mejor y preguntándote a ti mismo.”

El ciclo de retroalimentación es incuestionablemente parte del proceso de crecimiento de cada líder. En equipos de confianza, la retroalimentación negativa y constructiva hará que un líder (y los miembros del equipo) se estiren para aprender cosas nuevas.

Los gerentes también se ganan los corazones de su gente al ser abiertos y compartir planes para el futuro, comunicando cosas importantes a su gente, y promoviendo una cultura transparente de dar y recibir comentarios no menos de una vez a la semana.

En lugar de aprovechar su poder posicional para obtener beneficios personales, autopromoción o demandas de privilegios especiales, los grandes líderes colocan a las personas en posiciones de liderazgo para aumentar su crecimiento y desarrollar nuevas fortalezas y roles para ellos. En esencia, pueden compartir su poder porque están interesados ​​en su gente y quieren verlos ganar.

Al compartir el poder y liberar el control, los grandes líderes realmente obtienen un poder real. Los empleados son más leales, más comprometidos y desatan un esfuerzo discrecional más allá de lo que se espera de ellos. Todo esto es posible porque trabajan para líderes desinteresados ​​con un gran interés en el crecimiento y éxito de su gente. Es realmente un ganar-ganar-ganar: el líder gana, los empleados ganan y la empresa gana.

Logre que los líderes dentro de su organización sean verdaderos impulsores y ejecutores de estrategia de negocios, con los programas de Desarrollo del Liderazgo de Lee Hecht Harrison. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí