Las nuevas tecnologías requerirán de cada vez más competencias específicas para las personas y las empresas. Muchas de ellas intentan predecir el futuro laboral: más empleos, distintos empleos, menos empleos e incluso ningún empleo. Pocas personas escriben acerca de cómo la gente necesitará nuevas habilidades, y las necesitarán rápidamente, en especial si serán contratadas para empleos de los cuales no hemos escuchado todavía.

En un entorno donde las nuevas habilidades emergen tan pronto como otras se extinguen, la empleabilidad tiene menos que ver con los conocimientos que con la capacidad de aprender. Al enfocarse en la capacidad de aprendizaje —el deseo y la capacidad de adaptar sus habilidades para conservar el empleo—, los millennials están redefiniendo el concepto de seguridad profesional.

Con miras al futuro, sabemos dónde veremos el crecimiento y qué grupos están menos representados. Esto impacta principalmente en las mujeres, que constituyen la mitad de la fuerza laboral. Arquitectura, Ingeniería, Tecnología de la información y Matemáticas son los sectores que esperan obtener un crecimiento. Sin embargo, aún son dominados por hombres.

Creatividad, gestión del personal, inteligencia emocional y negociación también son áreas que aprovecharán el potencial humano y permitirán a las personas incrementar la cantidad de robots, en lugar de ser reemplazadas por ellos. Las empresas necesitarán invertir más en capacitación y desarrollo para abordar la escasez de talentos en la actualidad y anticipar las demandas del futuro.

Muchas organizaciones continúan prestando mucha atención a las calificaciones académicas y habilidades técnicas, como si lo que los empleados de nivel inicial han aprendido en la universidad realmente los preparara para el mercado laboral de la actualidad. Aunque la capacidad de aprendizaje impulsa el rendimiento académico, que alguien haya logrado finalizar sus estudios y obtenga el título académico no significa que esté preparado para un empleo o tenga capacidad de aprendizaje. Descubra su tipo de aprendizaje y ya sea en la escuela, la universidad o en un empleo, asegúrese de interesarse. Hable con distintas personas, amplíe su comunidad, traspase su vecindario o incluso su país y busque nuevas oportunidades.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí