LAS TRES CLASES DE PERSONAS QUE NECESITA TU ORGANIZACION

0
74

Permítanme presentarles a tres jugadores en el campo de la gestión de inversiones y patrimonio.

Tom está en la cima de su juego, tiene una reputación internacional y sus consejos / pronósticos han tenido un impacto en el PIB de los países.

Dick se graduó en una prestigiosa escuela y trabaja para una firma con excelente reputación, pero es un administrador de fondos mediocre, no tiene reconocimiento internacional y no se le considera una estrella en su organización.

Harry tiene una reputación internacional, millones de seguidores en sus diversas plataformas de redes sociales, y siempre está volando para aceptar algún tipo de premio o galardón. Es tan famoso que su reputación ahoga a los antiguos clientes que dicen que su consejo carecía de profundidad, era cortante y no obtenían con ellos los beneficios esperados.

Estás en un cóctel con un par de docenas de invitados y estos tres tipos. ¿Cuál de ellos esperas que sea directo, arrogante y contencioso? ¿Cuál de ellos será generoso, curioso y colaborador? ¿Quién tendrá seguidores y cuál admiradores?

Es de esperar que aquellos con mayor reputación y responsabilidad sean inaccesibles y obsesionados con el ego, pero Tom es generoso, humilde, curioso y colaborador. Él disfruta genuinamente y está interesado en las opiniones y experiencias de los demás. Como resultado, las personas le atraen, se esfuerzan por ayudarlo y son devotos seguidores de su marca de liderazgo.

Dick siempre cree que sabe más que nadie, sin mucha evidencia para apoyar esta autopercepción. En el fondo se podría sospechar que no es tan talentoso, pero enmascara esa inseguridad con arrogancia y un estilo interpersonal sumamente crítico. Escoge peleas con las personas en lugar de seguir la discusión. Se niega a escuchar profunda o atentamente a aquellos con quienes no está de acuerdo y se niega a volver a examinar sus propias creencias. No es sorprendente que tenga pocos seguidores y que no sea visto como material de liderazgo en su propia empresa.

Harry es un tipo interesante: es completamente agradable, amistoso, jovial y extrovertido al extremo. Él es considerado en la parte superior de su juego, pero es mucho más chisporroteante que el bistec. Si bien es un comercializador talentoso y un creador de marca personal, gran parte de esto es humo. Él tiene muchos seguidores pero ninguno de ellos tiene que depender de sus predicciones y puntos de vista reales: lo siguen porque es brillante y nos encanta disfrutar de la gloria reflejada. Tampoco es vanidoso y es generoso con su apoyo, por lo que es difícil culparlo, pero es importante entender dónde radica su fuerza, y dónde no.

Todos necesitamos a Toms en nuestras vidas y en nuestras organizaciones: pensadores talentosos y profundos que cultivan lo mejor en los demás sin sentir que los disminuye para hacerlo. Bistec sólido, nutricionalmente denso y satisfactorio.

También hay un papel válido para Harry: alguien tiene que vender el chisporroteo y generar emoción antes de que la carne golpee la parrilla. Solo debemos asegurarnos de que está poniendo bistec a la parrilla y no sustituyendo a los hot dogs.

Y, finalmente, ¿qué hacer con Dick? Él es algo así como una bolsa de gas, pero ¿qué es una barbacoa sin gasolina? Tiene que estar conectado y canalizado correctamente. No puedes darle la espalda y tiene el potencial de explotar causando daños. Pero, manejado correctamente y guardado en el contenedor correcto, el gas puede ser útil.

Dick tiene algún mérito en virtud de su educación y posición actual, y esos aspectos positivos podrían sacarse de su estado gaseoso con un sólido entrenamiento. Es difícil verte a ti mismo con claridad, y mucho menos apreciar realmente el impacto que tienes en los demás, por lo que el coaching es un proceso de descubrimiento y transformación.

Tenemos que hacer más que admirar a los Toms de este mundo: tenemos que mirar detenidamente por qué son líderes tan auténticos y luego examinarnos a nosotros mismos en busca de los rasgos o potencial similares. También tenemos que entender por qué las personas nos siguen o no. Una vez que entendemos el tipo y el alcance de nuestro poder, tenemos una mejor idea de cómo usarlo en el momento correcto, de la manera correcta, para obtener el impacto que deseas.

Tracy Cocivera, Lee Hecht Harrison

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí