Nadie nace sabiendo cómo ser un líder eficaz, toma tiempo aprender todo acerca de uno, por eso es importante saber trabajar consigo mismo, ya que eso fomenta que tipo de liderazgo se va a tener.

La experiencia, no tener miedo al fracaso, la constancia y el crecimiento interno son las pautas para consolidarse en un buen líder. Ejemplos de líder los hay en las las empresas, en la vida política, y otras organizaciones sociales, algunos de los cuales nos inspirar con sus conductas, tanto en el sentido positivo de nuestro camino como en la orientación de que no debemos hacer.

La experiencia se va acumulando a lo largo de los años, sin embargo es importante saber en dónde y cómo se va a obtener, no es lo mismo, la experiencia de un éxito a través de un proyecto sencillo a la experiencia que deja un proyecto que haya implicado un mayor esfuerzo y sacrificio.

Muchas personas toman los fracasos como una derrota en su vida, sin saber que es de ahí donde más se puede obtener beneficios, pues dejan grandes aprendizajes que se pueden volver aplicar para no cometer otra vez el mismo error.

Su compromiso es un modelo para los demás. Si la gente puede ver que está trabajando duro hacia un objetivo, se unirán a usted. Por eso es importante que para poder convencer a los otros de seguirlo, uno debe estar convencido de si mismo y eso se logra a través de la auto-motivación.

En Lee Hecht Harrison, desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí