Hacia fin de año, en algunas empresas, se realizan las promociones… si lo han nombrado Gerente le proponemos una guía que se basa en tres puntos muy importantes como el Enfoque, las Prioridades y la Previsión.

“Los gerentes que no tienen una dirección clara en los diferentes horizontes de tiempo, cualquier ruta le sirve”.

En primer lugar, un gerente efectivo debe tener un pensamiento con enfoque. Lista de prioridades de corto plazo (diarias), mediano plazo (semanales), y largo plazo (mensuales o anuales). Esta lista debe ser revisada diariamente y se debe trabajar acorde a esto.

”Nuestras prioridades deben ir acorde a nuestros objetivos principales como gerentes, y las metas que debemos lograr”.
Error muy común es darle mucha importancia a minucias de los estados financieros y los reportes a la división de finanzas o comercial, nunca tendremos tiempo para entender por qué se hacen todos esos esfuerzos. En cambio, si tomamos la perspectiva macro, tendremos en cuenta nuestras prioridades y pondremos a nuestros empleados a trabajar en las minucias de los roles operacionales.

“Otro aspecto fundamental tener una mentalidad de previsión, la cual analiza los diferentes escenarios que pueden suceder ante una posible decisión”.
Esto permite estar preparado para minimizar los riesgos negativos, y medir el posible desempeño de nuestras decisiones. La mentalidad de previsión correcta radica en no tener una visión negativa de la situación, la cual puede llevarnos a una parálisis con el análisis. Por el contrario, debemos tener una actitud positiva al analizar los posibles escenarios tratando de llegar a la mejor decisión.

En Lee Hecht Harrison, desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí