LOS PASOS INTELIGENTES DEL LIDER

0
92

El desarrollo del líder moderno debe enfrentarse a los tiempos actuales manteniendo la visión del negocio como norte. Para ello deberá desarrollar un equipo, tener presente la irrupción tecnológica y sin perder el comando de la nave conocer y calcular las millas a recorrer.

En el mundo deportivo han existido los llamados “dream teams”, equipos cuyos elementos forman un todo poderoso e invencible, y en el ámbito de los negocios también es posible conseguir algo similar. La creación de equipos bien cohesionados e interdisciplinarios favorecerá tanto los procesos productivos como el funcionamiento global de una empresa. En ese sentido, la actualización constante a nivel profesional permitirá a cada trabajador aportar con estrategias y conocimientos frescos, mejorando así los resultados obtenidos.

La automatización de procesos es otra clave para poder ganar más y trabajar menos. La adopción de nuevas tecnologías permite realizar las labores del día a día en menor tiempo, de manera más eficiente y ordenada, y con mayor precisión.

La tecnología puede aportar grandes beneficios en la productividad de la empresa. Si bien requiere de inversión, ésta será recuperada y permitirá aumentar las ganancias, pues facilitará el desarrollo de las labores cotidianas. Para saber con exactitud en qué áreas de tu compañía una inversión tecnológica podría permitir ganar más y trabajar menos, puedes apoyarte en expertos en consultoría empresarial, para así destinar recursos de manera inteligente y aprovecharlos al máximo.

Por otra parte, delegar tareas y responsabilidades requiere también una vigilancia de los procesos. Los altos cargos —aunque no tengan que revisar cada etapa productiva o certificar que todos los trabajadores realizan de la mejor manera sus funciones— jamás deben desatender lo que ocurre dentro de la organización. Para ello, es importante delegar funciones en trabajadores capacitados y que entreguen confianza, pues solo así podrás asegurarte —sin desgastarte innecesariamente— que cada elemento de la empresa realice sus labores bajo los más altos estándares de calidad.

Otro de los puntos clave es conocer los números del negocio. Esto tiene que ver con tener un completo dominio tanto de la contabilidad como del presupuesto. Se debe contar un registro de las estadísticas de la empresa donde se recopile la mayor cantidad de información posible. Como los datos por sí solos no dicen mucho, lo ideal es tener claro cuál es el objetivo a alcanzar y basarse en eso para definir qué indicadores específicos van a necesitar un seguimiento, así es más fácil proyectar el crecimiento a futuro.

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí