Se ha instalado una idea de que todos tenemos que ser Superman, quien en realidad es solamente un personaje de comics destinado a cometer hazañas inalcanzables para el ser humano en pos del bien.

Morin (*) sostiene por el contrario que la gente mentalmente fuerte no tiene ningún problema en decir que no puede hacer algo. Tener fortaleza mental no quiere decir tener súper poderes. Quiere decir no tener miedo en admitir una debilidad. No se hace ningún problema por eso. Nadie puede hacerlo todo bien.

Desarrollar fortaleza mental no quiere decir que no se puede abandonar algo. Las metas cambian. Cuando el costo de lograr algo se vuelve más pesado que el beneficio, abandonan y a otra cosa. Son lo suficientemente fuertes como para hacerlo. No pierden tiempo tratando de resolver un problema que no tiene solución. Justamente porque son mentalmente fuertes es que no tienen ese orgullo que impide a muchos abandonar algo.

Convertirse en una persona mentalmente fuerte no quiere decir que siempre sea positiva. Si bien es cierto que los mentalmente fuertes tienden a ver el lado bueno de las cosas, no son irrealísticamente positivos. Es más, tener un exceso de confianza puede dejarnos poco preparados para afrontar realidades desagradables que se nos vienen encima.

Desarrollar fortaleza mental quiere decir aprender a regular nuestros pensamientos para que no sean demasiado negativos o extremadamente positivos, tener la cabeza clara sobre las realidades de la vida, aun las que son difíciles de enfrentar.

(*)Amy Morin, Psicoterapeuta “13 Things Mentally Strong People don’t Do”.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí