Antes del comienzo del Nuevo Año, es ¿habitual? que elaboremos algo así como nuestro balance de las metas obtenidas y en base a sus resultados planear las del siguiente año. El planteo parece corporativo, pero de hecho funciona bien en lo personal.

La propuesta incluye iniciar nuestro diálogo interno con estas sencillas preguntas y lo más importante es responderlas con la mayor sinceridad:

¿Qué proyecto empezaste el año pasado y todavía no está finalizado?

¿Qué has hecho para mejorar tu entorno?

¿Qué momento del año pasado fue el más memorable y por qué?

El segundo paso es una reflexión sobre los dichos de W. Churchill y M. Twain:

“La actitud positiva es una pequeña cosa que marca una gran diferencia”, Winston Churchill.

“Una persona con una nueva idea es una broma hasta que la idea tiene éxito”, Mark Twain.

Y el tercero es escribir el plan con realismo expresando los objetivos con optimismo, con claridad y plausibles de concretar desde lo individual.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí