PENSAR DEMASIADO…NO ES BUENO

0
78

De acuerdo a un nuevo estudio de la Universidad de Amsterdam, el hecho de pensar demasiado en un problema hace que se tomen malas decisiones.

‘Nuestro inconsciente maneja mejor las decisiones más complejas. Mientras que la mayoría de las personas compran felices un nuevo juego de toallas sin pensarlo demasiado, es poco probable que compren un auto o casa nuevos sin meditarlo ampliamente’, afirmó Ap Dijksterhuis, un psicólogo de esa Universidad.

El experto pidió a un grupo de voluntarios que eligieran su auto favorito de un total de cuatro, basándose en una serie de cuatro atributos, incluidos consumo de combustible y espacio para los pasajeros. Les dio cuatro minutos para pensar en la decisión y la mayoría optó por el auto que presentaba mayores ventajas. Cuando Dijksterhuis agregó complejidad a su experimento – les pidió que optaran entre 12 atributos, en lugar de 4 -, la gente empezó a trabarse.

No obstante, cuando los investigadores distraían a los participantes de este estudio después de mostrarles los autos (les hacían resolver acertijos, por ejemplo, antes de pedirles que tomaran la decisión) más de la mitad identificó al mejor auto. ‘Los que más pensaban hacían una mejor elección cuando se trataba de productos simples, mientras que los más despreocupados tomaban mejores decisiones cuando se trataba de productos complejos’, dijo Dijksterhuis.

El problema de pensar en las cosas de forma consciente es que uno sólo puede concentrarse en pocas cosas a la vez. En caso de una decisión compleja, esto puede llevar a darle una importancia excesiva a determinados factores. Pensar en algo muchas veces puede provocar que se hagan distintas evaluaciones que pongan al descubierto incongruencias.

Rodolfo Salas

Lee Hecht Harrison lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí