Esta herramienta de inclusión laboral, que tuvo su inicio en EE.UU. como soporte a la recolocación de personal del estado y afines después de haber concluido la II Guerra Mundial, ha recorrido con el correr de los años su historia. Hoy día, y bajo otro tipo de circunstancias laborales, en las que las fusiones y las reestructuraciones son algunos de sus ejemplos, se destaca que tanto empresas como desvinculados reciben beneficios mutuos. Desde el punto de vista del “despedido” se puede decir:

Las personas cuentan con un espacio de contención.

Que reciben asesoría de un profesional asignado (Coach) con vasta experiencia en procesos de selección y desvinculación.

Favorece el autoconocimiento, identificando y desarrollando habilidades laborales y aspectos a mejorar.
Aumentan las posibilidades de éxito para enfrentar todas las etapas de un proceso de selección.

Facilita el descubrimiento y desarrollo de capacidades de emprendimiento propio en caso de requerirlo.

Se aumenta la perspectiva e información sobre el mercado y se identifica el posicionamiento propio dentro del mismo.

En Lee Hecht Harrison asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí