Si Ud. cree que se puede teletrabajar desde la piscina en verano o desde la cama en invierno, le recomiendo que lea los siguientes tips. Quizá no sea “tan divertido” como Ud. pensaba. Las horas de trabajo, el espacio, las pausas y la distracción son variables a dominar.

Organiza tu tiempo: La mejor forma de organizar tu tiempo de trabajo es siguiendo las horas laborales tradicionales. Aunque te encuentres trabajando desde tu casa, recuerda mantener ciertas horas de trabajo donde puedas tener contacto con tus clientes y proveedores de manera más rápida. De igual manera, respeta el horario de oficina de las personas con quienes trabajas, ya que aunque tú seas más productivo por la noche, estas personas han terminado su jornada laboral a esa hora.

Espacio para trabajar: Aunque trabajes desde tu casa, es importante que cuentes con un espacio de trabajo que puedas considerarlo tu oficina de trabajo. De esta manera podrás concentrarte mejor y ayudará a que evites distracciones. Si no cuentas con un espacio de trabajo puede hacerte pensar que no te encuentras trabajando y tu productividad no funcionará de la misma manera.

Respeta las pausas: Así como debes respetar las pausas en la oficina, también tienes que hacerlo trabajando desde tu casa. Tus horarios siempre deben incluir momentos de pausa de 15 minutos para levantarte de tu escritorio, tomar un poco de agua o café e ir al baño. Igualmente existen casos donde es difícil dejar de trabajar, respeta tu horario y recuerda que todo en exceso es malo.

Redes sociales. Recuerda que a pesar de no tener un supervisor y puedas estar pendiente de tus redes sociales, al momento de trabajar debes evitarlas ya que pueden generar desconcentración, pérdida de tiempo y de productividad.

Lee Hecht Harrison conecta individuos con oportunidades de carrera sustentables, mejorando la calidad de vida en su comunidad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí