Recuperación del consumo en 2018

0
284

Distintos analistas reúnen datos sobre el consumo y el aumento proyectado de la canasta masiva para este año es de un 0,7%, informa un análisis realizado por Kantar Worldpanel en conjunto con Ecolatina.

El arranque del año será con crecimientos mínimos, entre 0,3% y 0,8% para los primeros tres trimestres del año, y recién el último trimestre mostraría un crecimiento superior al 1%. En febrero, Kantar Worldpanel había anunciado una contracción del consumo masivo del 2% en enero respecto de igual mes del año anterior.

Pero todas las proyecciones si bien no reflejan una explosión si muestran a las claras un reacomodamiento de los numeros en alza.

“Hay dos principales motivos para la baja proyección de comienzo de año, por un lado, la recuperación del último trimestre 2017 tuvo más que ver con la baja base de comparación en 2016 que con una mejora real, esto hizo que el arrastre para el 2018 sea muy bajo; y en segundo lugar creció el pesimismo en todas los factores que impactan en el consumo masivo entre diciembre y marzo: inflación en ascenso, salario real estancado, aumentos en servicios públicos, entre otros factores negativos”, explicó Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel.

Algo positivo para este año, es que se proyecta que ningún sector muestre números rojos, esto implica finalmente un recupero de las bebidas sin alcohol y lácteos –que cayó ininterrumpidamente en los últimos dos años–. El más dinámico serán las bebidas con alcohol, siguiendo con los buenos indicadores de fines de 2017; cuidado personal será el único que permanecerá estable o con una leve caída.

En términos de niveles socio-económicos, se proyecta un año muy parecido a 2017, los niveles altos y medios no crecerán –o lo harán muy levemente– en volumen, y seguirán optando por un consumo low cost, esto es hacer rendir el dinero lo máximo posible buscando precio, segundas marcas y canales de compra más económicos.

El nivel más castigado será el bajo superior que representa un tercio de la población, con ingresos mensuales por hogar de 17 mil pesos en promedio: “Todas las malas señales de los últimos meses afectan especialmente a este nivel, que ya no espera mejoras en su salario real, y sí le llegarán incrementos en transporte y tarifas; seguramente dejen de comprar algunas categorías y se vuelquen también a un consumo low cost por necesidad”, detalló Filipponi.

Finalmente, el consumo masivo en términos per cápita cayó 10% en los últimos cinco años en Argentina, y a pesar de ello el país sigue siendo el de mayor consumo masivo per cápita en Latinoamérica, seguido por Chile y Brasil: “Es posible que si en Argentina seguimos poniendo al día los precios de trasporte y servicios públicos atrasados, y si además se desarrolla el crédito a los hogares, el consumo masivo pierda aún más espacio en el gasto de los hogares”, finalizó Filipponi.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí