Las tendencias no escapan a la actualización del CV. Se disparan en el mercado y es conveniente aceptarlas para quedar en la primera ronda de la selección, la inclusión de nuestro Curriculum.

Estos cambios incluyen no publicar foto, ni edad, ni detalles de la formación académica. Es decir se busca algo así como el anonimato del candidato con el objetivo de imparcialidad en la búsqueda.

Tampoco conviene ser detallista en la formación u otros trabajos no relevantes al perfil bucado. La simpleza de la tipografía y una buena redacción incluida la excelencia ortográfica serán bienvenidos.

La dirección de e-mail debe contener el apellido y nombre, y otras cuentas con acrónimos graciosos deben usarse en otros contextos.

No hay fórmulas mágicas para hacer un buen CV, pero los expertos indican que la hoja de vida debe actualizarse cada 6 o 12 meses, no sólo para agregar nuevos puestos o responsabilidades, sino también para deshacerte de datos que no abonan en nada a nuestro objetivo.

Eso sí, si no has actualizado, estos son los 9 detalles que debes ir a eliminar ahora mismo de tu CV:

1. Foto
No importa qué tan formal sea tu foto, incluirla es arriesgado porque los reclutadores podrían tomar decisiones influidos de manera negativa por cómo luces.

2. Edad
Tu fecha de nacimiento, así como el año en el que te titulaste, revela tu edad, y para evitar ser juzgado por tener cierta edad, es preferible eliminar toda fecha.

3. Detalles de título
Tus logros dentro de tu licenciatura es mejor dejarlos fuera del CV, sobre todo si no encajan con el puesto que buscas o ya tienes más de dos trabajos registrados en el documento.

4. Trabajos irrelevantes
Tu CV no debe ser una guía completa de tu historia laboral, por lo que debes eliminar todo trabajo que no sea relevante para lo que estás aplicando, para no entorpecer la lectura.

5. Errores ortográficos y “dedazos”
Está de más mencionarlo, pero debes cuidar tu ortografía y escritura, pues aunque parece que son errores menores y que el CV se entiende aun con dedazos, puede costarte un nuevo trabajo.

6. Formatos complejos
Evita colores, fuentes tipográficas y gráficas extravagantes, esto no quiere decir que despojes de personalidad tu documento, sólo facilita su revisión.

7. Referencias
Si vas a incluir referencias, hazlo para todos los trabajos mencionados en el documento, si sólo tienes referencias de algunos es mejor no incluir ninguna.

8. Vacantes comunes
Elegir palabras que te describan sólo para coincidir con los requisitos de la vacante, no sólo te hace ver poco creativo, es lo que todos piensan en escribir y por eso debes evitarlo.

9. Tu correo electrónico
No subestimes la importancia de tener un correo electrónico profesional. Ese correo de nombre ominoso o “cool” de la preparatoria lo puedes dejar para cuando interactúes en ámbitos menos serios.

La búsqueda de empleo puede ser muy estresante. Para ayudarlo en el proceso, Lee Hecht Harrison puede brindarle asesoramiento personalizado de máxima calidad para el desarrollo de su carrera. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí