Todos queremos progresar. Eso es un hecho. Pero progresar no tiene el mismo significado para cada persona. Para un sector, progresar se remite al factor netamente económico. Para otros, se relaciona con la posición que se ocupa dentro de una sociedad o un grupo determinado sin estar directamente relacionado con los niveles de ingreso. Hay quienes relacionan el progreso con la adquisición de conocimiento o el perfeccionamiento de una disciplina. Incluso hay quienes tienen miradas más holísticas o espirituales al respecto. Sin embargo, todos queremos progresar.

Las organizaciones deben entender esta diversidad de enfoques a la hora de abordar las necesidades de sus trabajadores con el fin de retener talento. Y el primer paso, común a todos los intereses de los miembros de una organización, es ayudar a los colaboradores a empoderarse de su carrera laboral.

Sea el dueño de SU carrera profesional.

Tradicionalmente las decisiones más importantes en la carrera laboral de una persona, eran tomadas por terceros: sus jefes, los departamentos de recursos humanos, consultores, el gobierno e, incluso, sus padres. Sin embargo, trabajadoras y trabajadores han ganado terreno de forma progresiva en los campos del derecho laboral y en la autonomía de sus decisiones como individuos. En un mundo tan dinámico, en el que los escenarios organizacionales y gremiales cambian constantemente, es necesario tomar las riendas de su carrera y tener la mente abierta a aprender y entender todas las posibilidades.

¿Cómo soy única(o)? Ahora, reflexionemos: ¿Cuáles son nuestros valores? ¿Nuestros intereses? ¿Con qué habilidades contamos? ¿Cuáles son los mayores hitos en nuestra trayectoria?

A partir de estas respuestas es posible elaborar su propio perfil profesional e identificar quién es usted. Ese claro entendimiento es su clave para reconocer su singularidad.

¿Para qué hago lo que hago? ¿Cuál es el objetivo de su trabajo?

En la medida en que un individuo se conecta con su propósito, entenderá el impacto de su trabajo diario y si el mismo tiene influencia en sus intereses. Sólo así podrá definir qué tan feliz es con su carrera.

Reflexione sobre el propósito de SU carrera. Revise sus objetivos, pero constrúyalos de forma integral.

“Los objetivos siguen siendo sus puntos de ruta. Excepto que tenemos que adoptar nuevos métodos de fijación de objetivos. Las metas deben ser independientes del paisaje, ya que el paisaje está cambiando rápidamente. En lugar de un objetivo como “ascender a gerente en mi empresa cuando llegue a los 32 años”, los objetivos son más como “aprender y aplicar un nuevo conjunto de habilidades en un entorno profesional cuando cumpla los 32 años’” (Quora, 2017)

Construya el futuro que usted quiera. Usted es el dueño de su futuro y de su carrera. Prepárese, continúe su formación profesional y personal, entienda y prepárese para los cambios. “No lo creerá al principio, pero como yo, en algún momento tendrá tanta evidencia que contradice su antigua etiqueta que ya no tendrá sentido.”

María Astrid López – LHH Colombia

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison ARGENTINA fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí