Los Millennials son una parte de la fuerza de trabajo en rápido crecimiento y se están moviendo lentamente hacia la alta gerencia a medida que pasan a los 30 años (la mayoría nació entre 1981 y 1989). El lugar de trabajo tendrá que cambiar para mantenerse al día con ellos, como lo ha hecho para cada otra generación antes.

Entre sus cualidades resaltan que los Millennials conocen la tecnología. Crecieron usando Internet y computadoras, por lo tanto, son muy conocedores sobre cómo aprovechar estos recursos. Una persona joven que no sabe cómo completar una tarea encontrará rápidamente un tutorial de YouTube que lo explique, en lugar de jugar con prueba y error.

Además valoran mucho la productividad, la gente tiende a hacer mejor las cosas que valoran, ya que ponen más esfuerzo en ellas. Una encuesta reciente de Microsoft encontró que el 93 por ciento de los encuestados de la Generación Y cree que la productividad es la clave de la felicidad.

El límite entre el trabajo y el juego es difuso, mientras que sus padres Baby Boomers tienden a creer que el trabajo es para el trabajo y el hogar es para el hogar, esas líneas son mucho más borrosas para la generación del milenio. Es posible que tengan un poco más de “juego” en el trabajo, como unirse al equipo de futbol de la compañía o asistir al happy hour del viernes por la tarde.

El trabajo tiende a hacerse más rápido de esta manera, ya que están menos preocupados con el perfeccionismo. Esto puede llevar a algunos a trabajar demasiado rápido y dejar que se presenten pequeños errores, por lo que debes asegurarte de indicarles asegúrese si es más importante que las cosas se hagan rápido o bien.

Tienen una mentalidad de crecimiento, por las experiencias con sus padres que si no te estás moviendo hacia arriba, podrías ser fácilmente expulsado de la empresa en la que trabajas. Por lo tanto, se centran constantemente en aprender más y hacerlo mejor. Esto puede ser difícil para los empleadores ya que la generación del milenio se queda en un empleo solo dos años. Sin embargo, es más probable que permanezcan más tiempo si creen que su jefe está involucrado en su éxito y les da oportunidades para crecer. Si sus responsabilidades están cambiando, una persona joven permanecerá en un trabajo mucho más tiempo. También se enfocarán en la productividad porque anhelan ser vistos como mejores y más valiosos.

Lee Hecht Harrison conecta individuos con oportunidades de carrera sustentables, mejorando la calidad de vida en su comunidad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí