El talento puede ser escaso, pero con una estrategia clara de lo que se requiere, se puede seguir seleccionando al mejor.

El reclutamiento puede ser una tarea muy compleja si no se hace de la manera adecuada.
Hay errores comunes de contratación, analizarlos y hacer un buen plan estratégico nos ayudará para seleccionar a los mejores candidatos.

Siempre buscar “afuera” y no ver los talentos que hay “en casa”.
Se recomienda también comunicar la vacante internamente. En algunos casos, el empleado más adecuado podría estar ya en la empresa. A veces se malgastan tiempo y recursos entrevistando nuevos candidatos cuando el candidato ideal está al lado nuestro.

Buscar a alguien que ya esté haciendo lo mismo en otra empresa.
Esto es muy común entre los entrevistadores. Esperan contratar a un empleado que haya hecho el mismo trabajo en un lugar similar. Esto no contribuye a descubrir nuevos talentos, gente con potencial, con ideas innovadoras y creativas. Lo mismo sucede en materia de industrias. No necesariamente alguien que haya trabajado en nuestra industria tiene que ser el candidato ideal. A veces, quien viene de otro negocio puede aportar ideas creativas para manejar el nuestro.

Utilizar siempre la misma fuente de candidatos.
Los empleadores tienden a ser bastante predecibles en su proceso de contratación. Si se utiliza una vez con éxito una fuente en particular (portal de internet, agencia, etc.), se tiende a utilizarla en forma permanente. Esto limitará el potencial de la búsqueda. La gente de Reclutamiento debe ser creativa y buscar otros lugares.

Buscar un superhéroe.
La mayoría de las ofertas de empleo piden experiencia y diferentes cualidades. Cuando se especifican demasiados criterios como necesarios, los buenos candidatos pueden aplazar la presentación de su solicitud. Es poco probable que muchos de ellos estén a la altura de todas las exigencias. Es aconsejable que la búsqueda sea equilibrada. No busque superhéroes que todo lo puedan.

Tratar de apurar o abreviar el proceso de contratación.
La contratación lleva tiempo y contratar a un buen candidato no será algo que se pueda hacer en unas pocas horas. El proceso normal para un trabajo en una empresa de tamaño medio sería de dos semanas. Esto dará tiempo para ver a varios solicitantes, así como para afinar la idea del candidato. Hay que tratar de no tentarse con emplear a la primera persona que ve, la persistencia trae recompensas significativas y, además, un proceso de selección justo.

La falta de participación de empleados y ejecutivos clave en las entrevistas.
Todos los directivos que se encargarán de la posición prevista deben participar en el proceso de entrevistas. Por otra parte, es recomendable que alguien que está en el mismo nivel que la persona a contratar colabore en el proceso. La participación de múltiples partes interesadas será de gran ayuda en la selección del mejor candidato para el trabajo.

Contratar exclusivamente a través de reclutadores externos.
Una fuerte dependencia de los reclutadores externos a menudo pone de relieve un problema mucho más profundo en la organización. La contratación de consultores externos puede traer buenos candidatos pero supone un gasto adicional; además, en muchas ocasiones, es útil involucrar en el proceso a los propios empleados.

La búsqueda de empleo puede ser muy estresante. Para ayudarlo en el proceso, Lee Hecht Harrison puede brindarle asesoramiento personalizado de máxima calidad para el desarrollo de su carrera. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí