La realidad es que Linkedin se convirtió en la red social más adecuada para conseguir empleo: es la primera fuente de búsqueda de candidatos para ocho de cada 10 compañías alrededor del mundo.

Pero hay que estar atentos a ciertos detalles que nos pueden jugar en contra. Entre ellos:

No contar con una estrategia de comunicación

Postear la experiencia, colocar intereses y logros no es suficiente para encontrar oportunidades laborales. “Las empresas te van a contratar porque eres el mejor candidato, pero los tienes que demostrar. La clave está en compartir contenido especializado e interactuar con los actores relevantes del sector”, aconsejan los expertos.

La reputación online

Debido a que es una red profesional, en Linkedin no se debe compartir información fuera del ámbito laboral, ya que puede ser un motivo para que el reclutador descarte a un candidato.

La foto

“Si bien es la imagen que le das al mundo profesional y que eleva nueve veces tus solicitudes de conexión, no necesariamente tiene que ser con traje y corbata, todo depende del área en la que te desarrollas”, explican los seleccionadores. Agregando que el candidato debe mostrar la forma en la que trabaja día a día, por ejemplo, si el ambiente es relajado y el código de vestimenta acepta jeans y camisetas, tal vez no sea necesario llevar traje en la imagen.

En Lee Hecht Harrison asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí