«Cambia tu atención y cambiarás tus emociones. Cambia tu emoción y tu atención cambiará de lugar», Frederick Dodson

Estos consejos sobre cómo desarrollar la inteligencia emocional para lograr el equilibrio entre la razón y la emoción, nos permite el mantenimiento de relaciones más sanas con el objetivo de su crecimiento. Partimos de la confianza en uno mismo, que a su vez nos permite luchar con las emociones negativas y trabajar bajo presión.

Aumente la confianza en sí mismo
Crea en su potencial y sus capacidades. Crea que puede superar los obstáculos y que tiene la capacidad para superar las dificultades y los momentos de crisis. Haga esto por sí mismo haciendo hincapié en sus cualidades y talentos.

Aprenda a lidiar con las emociones negativas
No tenemos solamente buenos tiempos y buenos sentimientos, y cuando las emociones negativas (ira, miedo, inseguridad, tristeza) ocurren, tenemos que dominarlos y no permitir que nos controlen.

Aprenda a manejar la presión
Los cargos surgen de todas partes y constantemente, por eso necesitamos desarrollar la inteligencia emocional y aprender a manejar la presión del día a día sin dejar que la emoción tome el control. Trate de mantener la calma en todas las situaciones y piense racionalmente. Respire y controle la ansiedad para no dejarse vencer por la emoción.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí