Ser tolerante es sinónimo de respeto a toda persona. Es respeto a quien piensa distinto de lo que yo pienso, es aceptar al otro tal cual es. Si trasladáramos este concepto a nuestras organizaciones, podríamos inferir que no siempre se aplica este significado a las relaciones laborales.

Por ello, se torna complicado desarrollar en las instituciones una cultura de respeto por las diferencias. Sí, diferencias que tienen que ver con el grado de educación, el sexo, el color de piel. Ante estas realidades se hace necesario establecer una nueva manera de gerenciar los recursos humanos, una nueva forma de plantear la calidad de la vida laboral, la productividad, la disposición al cambio.

Ser tolerante no significa ser permisivo. No se debe mal entender este vocablo. Ser tolerante significa permitir que el empleado exponga sus ideas, acceder a que se festeje el cumpleaños en horas de oficina, consentir que una llegada tardía pueda ser recuperada, permitir un olvido sin reproches interminables, ceder anteuna explicación de conflicto entre compañeros de trabajo. Hay cientos de ejemplos. Sin embargo, lo que se trata es demostrar que las personas merecemos tener la oportunidad de que en nuestro ámbito de trabajo capitaneen las buenas intenciones.

Algunos hablan de gerenciamiento pluralista, aquel que es capaz de tener apertura e inspirar o despertar la confianza necesaria para una fluida comunicación interpersonal.

Posiblemente de eso se trate esto de la tolerancia, pero no deja de ser cierto que en la medida en que se actúe en libertad, sin coacción nuestras respuestas serán ostensiblemente más efectivas. Insistir en la importancia de un manejo abierto de las relaciones humanas conduce a las personas a sentirse valoradas.

María Cristina Semidei

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí