Cada trabajador dedica aproximadamente 227 días cada año a trabajar, lo que se traduce en unas 1.816 horas anuales. Una gran cantidad de tiempo, tendiendo en cuenta que el 23,4% de los empleados no son felices, según refleja la VII Encuesta Adecco sobre Felicidad en el Trabajo.

Llevar a cabo durante tantas horas una actividad insatisfactoria provoca además un estrés crónico superior al que podemos sufrir al estar desempleados, según refleja un estudio de la Universidad de Manchester, Reino Unido.

Ante estas circunstancias, cada vez son más las empresas que se esfuerzan en mejorar los espacios de trabajo para garantizar el bienestar y la felicidad de sus trabajadores. La última propuesta en este sentido es implantar la figura del Chief Happiness Officer, también conocido como Director de Felicidad, Happiness Consultant o especialista en felicidad. Se trata de un nuevo profesional, original de Estados Unidos, que tiene como labor fomentar la felicidad tanto de los trabajadores como de los jefes.

Algunos estudios reflejan que las empresas que cuentan con este tipo de trabajadores, independientemente de su tamaño, pueden impulsar la productividad entre un 60% y un 80%.

Lee Hecht Harrison lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí