UN PROPOSITO COTIDIANO: SER UN BUEN COMPAÑERO

0
219

El arte de relacionarse con los demás no es un don con el que se nace, es un esfuerzo que todo el que trabaja en equipo debiera hacer.

– Un buen compañero de trabajo tendrá un rasgo marcado en su personalidad, es feliz. Porque una persona feliz no tiene como objetivo entorpecer el camino de los demás.

– Un buen compañero conoce el significado de la palabra empatía.

– Un buen compañero no siente que tiene que ayudarte, por el contrario piensa que es lógico echar una mano.

– Un buen compañero se alegra de tus éxitos y sabe guardar silencio cuando un proyecto no ha salido bien.

– Un buen compañero no teme elogiar.

– Un buen compañero es consciente de que forma parte de un equipo y el “hoy por ti y mañana por mí” es su lema favorito.

– Un buen compañero huye de los rumores y evita los corrillos para hablar mal de una persona del trabajo.

– Un buen compañero conoce el significado de ‘escucha activa’.

No podemos gustar a todo el mundo. Pero sí podemos tratar de ser personas educadas, justas y correctas con los que nos rodean. Incluso si tenemos un mal día.

En Lee Hecht Harrison asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí