Trabajar más horas nos hace menos eficaces y dormir poco también merma el rendimiento.

Las encuestas sostienen que si los trabajadores no duermen las siete u ocho horas recomendadas, su concentración y poder de decisión pueden volverse deficientes, y sus reacciones más lentas.

Ésta es la causa principal de los errores estratégicos y el descenso en la productividad. En las economías nacionales, el coste de la falta de sueño puede llegar a 411.000 millones de dólares al año en EEUU (2,62% del PIB); 138.000 millones en Japón; y 60.000 millones en Alemania.

Desde una perspectiva individual, un estudio realizado entre 7.000 colaboradores suscritos a planes de salud estimó el coste por trabajador en 2.280 dólares; más del 50% de los 30.000 colaboradores entrevistados en cinco corporaciones estadounidenses dijeron que no dormían adecuadamente; en India más de una de cada cinco personas de entre 18 y 64 años se preocupan más por el cansancio que por la hipertensión o la diabetes; mientras que más de un tercio de los adultos de Reino Unido afirma que no duerme lo suficiente.

Logre que los líderes dentro de su organización sean verdaderos impulsores y ejecutores de estrategia de negocios, con los programas de Desarrollo del Liderazgo de Lee Hecht Harrison. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí