Trabajar desde casa se está convirtiendo, cada vez más, en una práctica muy popular. Hoy en día existen muchos CEOs que practican home office al menos parte de su tiempo. Y, aunque existen muchos críticos que insisten que trabajar en casa disminuye la productividad, muchos trabajadores a lo largo del mundo ya están gozando de la beneficios que esto conlleva.

Pero, independientemente de si se realiza una vez al mes o se hace del diario, existen una serie de hábitos que se necesitan adoptar para trabajar en casa con eficacia. Es un lujo, pero hay que trabajar duro y de manera inteligente para sacar el máximo provecho.

1. Establece un área de trabajo
Se llama home office por una razón. Trabajar desde la cama no es una buena idea, ya que tendrá la tentación de dormir o relajarse. Si lo hace frente a su televisor, terminará viendo una película. En lugar de eso, designa un espacio de trabajo. No tiene que ser una habitación entera, pero tiene que ser un área libre de distracciones.

2. Vístete para el trabajo
Trabajar en pijama es atractivo. Sin embargo, existe un beneficio psicológico real al vestirse para el trabajo. No hace falta llevar traje, pero vestirse profesionalmente le ayuda a su mente a saber que va a trabajar y no descansar.

3. Utiliza diferentes medios de comunicación
En ocasiones una llamada telefónica puede ser una pérdida de tiempo, pues un mail sería más efectivo. Lo mismo puede pasar con un mensaje de texto en contra de una videoconferencia. Actualmente existen muchos medios de comunicación disponibles, y hay que aprender a utilizarlos con el fin de ser más productivos.

4. Establezca horarios
Determina el inicio y el final de tu jornada laboral. No se trata de asegurarte que trabajes un número determinado de horas, se trata de maximizar el tiempo. Aprovechar al máximo el tiempo te permitirá acabar el trabajo más rápido; esa es una de las ventajas de trabajar en casa: el equilibrio entre vida y trabajo es mejor.

5. Especifica las tareas de cada día
La creación de una lista de trabajo por día te ayudará a mantenerte enfocado y es un claro indicador del avance. Organiza tus tareas por prioridad y es importante determinar qué tareas deben de estar realizadas al término del día.

6. Toma descansos
Es tan importante como en cualquier oficina. Pero la ventaja de trabajar en casa es que los descansos pueden ser en tu propia sala. Los descansos despejan la mente y ofrecen una nueva perspectiva de las cosas.

7. Evita interactuar con amigos o familiares
Interactuar con amigos o familiares por mucho tiempo puede relajarte y no te permitirá estar enfocado en el trabajo.

8. No sacrifiques las interacciones personales
Interactuar con una persona cara a cara es algo muy importante. Si se trabaja todos los días desde casa, es importante tener reuniones con tus compañeros y clientes. La interacción física es importante para la salud psicológica. Es fácil perderse en el mundo digital, pero trata de no dejarte.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí