“No he fracasado. He encontrado 10.000 soluciones que no funcionan”.

Este aparente optimismo que manifiesta Thomas A. Edison, empresario y prolífico inventor estadounidense, en esta cita nos choca a muchos que hemos convivido con una cultura en la que se penaliza el fallo en el terreno laboral.

Gestionar un fracaso en este terreno, sea de la naturaleza que sea -desde un despido hasta un proyecto fallido o una idea de negocio que no sale-, es complicado. Pero, si se administran bien los pasos y se aprende del error, un fallo puede servir para dar un nuevo impulso a la carrera profesional.

“Pero, aunque en un primer momento lo parezca, que te echen de una empresa no es el final. Puede ser un nuevo comienzo. José María Quintanar aconseja: analizar objetivamente el motivo y tomar una decisión en función a los datos. Una vez realizadas las gestiones iniciales, hay que marcarse una meta hacia otro proyecto profesional. Y, como todo proceso de búsqueda de empleo, esto pasa por trabajar la marca persona, definir y adecuar el mercado laboral al que dirigirse. Porque un fracaso puede ser una nueva oportunidad.”

Expansión

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí