Las compañías BAS Projects Corporation y Global Dominion Access, ambas españolas y dedicadas a la provisión de energía a nivel mundial, sellaron una alianza con la argentina ADBlick Agro para desarrollar proyectos de biomasa y alcanzar un total de 100 MW de capacidad instalada.

El plan se contempla a cuatro años, en los cuales estimaron una inversión de u$s300 millones.

“Llegamos a un acuerdo a fines del año pasado, con la idea de aprovechar las oportunidades que se van a abrir en el segmento de energías renovables, y la necesidad clara del Gobierno de cambiar la matriz energética, que para 2020 tiene que tener un 20% de renovables. Con los 100 MW queremos tener un 25% de market share que va haber de biomasa en el país en los próximos cuatro años”, afirmó José Demicheli, Director General de ADBlick, que estimó que actualmente un 60% de la biomasa del país se pierde.

Tal como explicó la compañía, la biomasa como energía verde y renovable permite generar potencia eléctrica continua en la red y solucionar problemas ambientales como la disposición de residuos agropecuarios.

Por ejemplo, de las cuatro plantas que ya tienen planificadas (que suman 26 MW, presentados en Renovar 2), unas se nutrirán de residuos forestales de aserraderos (las que se prevén en Santa Rosa y Santo Tomé, ambas en Corrientes) y otras de residuos de las compañías semilleras, como las que apuestan a levantar en Rojas, en la provincia de Buenos Aires y Venado Tuerto en Santa Fe, de generación a partir de biomasa de maíz (en estos casos, en noviembre se definirán las adjudicaciones).

Tanto el proyecto de Rojas como el de Venado Tuerto prevén entregar a la red 7 MW de potencia eléctrica.

“Estamos haciendo un desarrollo único en lo que respecta a la combustión por caldera de la biomasa del marlo y la chala. Generará 30 puestos de trabajo directos, más de 90 indirectos durante la operación; y unos 300 puestos de trabajo durante la etapa de construcción”, comentó Miguel Ángel López Peña, líder en energía de BAS.

En tanto, para el de Venado Tuerto explicaron que las cuatro compañías semilleras de la zona (Nidera, Syngenta, Dow AgroSciences y Tecnoseeds) se comprometieron a disponer sus subproductos como fuente de energía para la planta.

Según comentaron desde ADBlick de la inversión final, un 30% será de capital (entre las tres compañías) y 70% se financiará con deuda.

Demicheli afirmó que la necesidad de asociarse con empresas extranjeras se debió a la experiencia que estas compañías ya tienen en la materia, con plantas en países como México, Italia o la propia España.

“En la Argentina no hay empresas que hayan desarrollado este tipo de plantas de biomasa”, contó.

Si bien será la primera inversión de estas compañías en energías renovables en el país, Dominion ya tiene presencia local desde hace 14 años, con una división de infraestructura y mantenimiento de calderas de complejos industriales, con sede en la ciudad de San Nicolás.

Su especialidad es el desarrollo, promoción y construcción de proyectos de energía y plantas industriales. Opera en más de 25 países (cotiza en la Bolsa de Madrid), y es partner estratégico de BAS. ADBlick por su parte, tiene base en el agro, ya que cuenta con 1.000 inversores únicos y siembra 45.000 hectáreas en el país.

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here