LA TRANSFORMACION DEL TRABAJO

0
489

La Cuarta Revolución Industrial reduce las barreras entre los sistemas físicos y digitales, donde todo, desde inteligencia artificial, 5G, impresión 3D e internet de las cosas tendrá un papel en la transformación de todas las industrias. De manejar verticales específicas se pasará a trabajar con un sistema entretejido por la automatización y los algoritmos. Sin duda, los impactos transformadores serán profundos. Falta saber si estamos listos para esta revolución.

Según el informe de Deloitte, 55% de los ejecutivos de la alta gerencia creen que hay un gran desajuste entre las habilidades actuales y las que serán necesarias en el futuro. Otro 46% creen que no saben cuáles serán las habilidades que necesitarán en el futuro. Gran parte de la ansiedad que se deriva de esa ignorancia se orienta hacia el papel de las tecnologías emergentes en los próximos años: 44% de los ejecutivos encuestados dijeron que la carencia de fluidez tecnológica de los empleados es un desafío para preparar a las fuerzas laborales para la transformación del trabajo para el corto plazo.

La preocupación evidente entre los líderes de las industrias sobre la carencia de habilidades presentes en esta generación y en la próxima, señala que entienden el problema del talento. Pero la brecha de habilidades es real y se agranda. Es más, muchos ejecutivos no creen que sea responsabilidad de las empresas ayudar a sus empleados a desarrollar las habilidades. 80% cree que le compete al Gobierno, al sistema educativo y a los individuos desarrollar las habilidades que necesitarán los trabajadores para triunfar en el futuro.

Y luego están los campeones de talento, o sea, los defensores del talento. Este subgrupo de ejecutivos toma un camino más proactivo en la preparación de sus fuerzas laborales. Según la encuesta, los campeones del talento se sienten más responsables que sus colegas por la capacitación de sus empleados para las próximas habilidades que harán falta (51% a 41%).

Esos líderes exhiben algunos atributos importantes. Para empezar, son muy tecnológicos: los campeones del talento no dudan en invertir en tecnología disruptiva (42% versus 32 %) y se comprometen a usar esas tecnologías en una forma ética (44% versus 28%). Están más interesados en ver cómo hacer para que los métodos socialmente responsables pueden generar ingresos. 64% de ellos dice que han podido generar ingresos a través de iniciativas socialmente responsables. Esa combinación de conciencia social y metas comerciales es clave para retener a los trabajadores jóvenes, un grupo que se muestra leal a un empleador gracias a los programas de responsabilidad social.

Mercado

Lee Hecht Harrison ARGENTINA es líder de la industria y por eso su meta es brindar nuevas y mejores oportunidades de empleo a más gente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí